Desde la madrugada de este viernes, cientos de personas originarias de la Ciudad de México y del Estado de México arribaron a las gasolineras de Huitzilac, Totolapan, Cuautla y Cuernavaca para comprar combustible debido a la escasez que hay en sus lugares de origen.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo pidió que se normalice el abasto.

«Mucha gente quiere venir a cargar gasolina aquí a Cuernavaca, a Morelos, y les digo que a final de cuentas es lo mismo porque de aquí a lo que van se acaban toda la gasolina. Ojalá y se acabe este tema porque sí realmente le está afectando a toda la ciudadanía».

En Huitzilac, la primera gasolinera que empezó a detectar un flujo inusual de consumidores, personas procedentes de Toluca y de los municipios de la parte sur de la CDMX arribaron a cargarcombustible desde la madrugada.

Daniel García, de la Ciudad de México, indicó: » Allá no hay gasolina, estuvimos batallando en esta semana y de plano ayer estuvimos toda la noche formados en la gasolinería y no hubo. Yo creo que había unos 200 carros, por lo menos. Nos dijeron que iba a llegar la pipa a las tres de la mañana, pero nunca llegó”.

En Cuautla, la mayor parte de la gente viene de municipios mexiquenses, de Ciudad Netzahualcóyotl y de Amecameca, incluso transportistas llegan en camionetas para cargar decenas de garrafones y llevarlos a sus lugares de origen.

En Cuautla, Alfredo López, de Amecameca, pretendía cargar dos garrafones de gasolina, pues en su lugar de origen no consiguió combustible a pesar de que buscó en 10 estaciones de servicio. Aseguró que sí gasta mucha gasolina en el trayecto, pero que con los garrafones que cargó tiene suficiente para su familia.

Por el momento se detectaron siete gasolineras cerradas en Cuautla, pero varias de ellas comenzaron a recibir pipas para reabastecerse este mismo día.

Las autoridades, por lo pronto, afirman que no hay desabasto en la entidad y no se ha cerrado ninguna gasolinera.

Mario Gómez, del Estado de México, dijo que en su recorrido hasta Cuautla las estaciones de servicio ya fueron cerradas.

Los prestadores de servicios tienen el temor de que las personas que tienen casa de descanso en Morelos lleguen a abastecerse de gasolina y eso provoque el cierre de las estaciones.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta