Manuel Felguérez tiene mucha curiosidad por ver cómo quedó su obra mural La invención destructiva, conocida también como La máquina del Octavo Piso, una vez que fue restaurada y revitalizada por la Fundación de Educación y Cultura de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), para conmemorar sus 90 años de vida.

Como un reconocimiento al prolífico creador, la obra mural que le fue encargada en la década de los 60 por Juan Sánchez Navarro, entonces presidente de la Concamín, será reinaugurada hoy.

“Me da mucho gusto todo lo que tiene que ver con esta racha de reconocimientos que me están brindado por mi 90 aniversario, y que lo hagan ahora a través de una obra que hice entre 1963 y 1964 para Concamin, es muy satisfactorio”, dice el maestro Felguérez.

En entrevista con MILENIO, el escultor habló sobre el interés que tuvo al diseñar murales en lugares públicos visitados por muchas personas, con la finalidad de que fueran conocidos. Esa posibilidad se la dio, primero, el Cine Diana, donde realizó la obra monumental Mural de hierro; luego pudo repetir esa hazaña en el nuevo edificio de la Concamin.

“En aquel entonces presidía la Concamin Juan Sánchez Navarro, una figura prominente en la historia de la industria mexicana, y para mí fue un honor que aceptara que yo hiciera un mural en el nuevo edificio”, relata el creador reconocido con el Premio Nacional de Ciencias y Artes.

OBRA REPRESENTATIVA

Heriberto Guzmán, presidente de la Comisión de Cultura de la Fundación de la Concamin, muestra a M2 cómo quedó la obra monumental que, desde hace más de medio siglo, le ha dado identidad a la Confederación, que este año cumple el centenario de su fundación.

“A 55 años de creación, La invención destructiva es una obra fundamental en la historia del arte en nuestro país, debido a que es una pieza representativa de La Ruptura”, indica Guzmán.

La pieza se armó con materiales poco tradicionales, agrega, “con partes de maquinaria, engranajes, manivelas, etcétera. Con estos elementos logró deconstruir la máquina, es decir, le quitó su funcionalidad y la convirtió en una obra de arte que pudiera establecer un diálogo con el público”.

Guzmán explica que el proceso de restauración consistió en darle a la obra una nueva imagen. Esto se logró con iluminación artificial, que consiste en utilizar luces para proyectar haces policromáticos sobre ella. La obra adquiere otra dimensión debido a que en el fondo, sobre la pared, se proyectan las sombras de cada una de las piezas que conforman el mural.

“Todo el mural se remodeló y, además, se cambió de lugar. Antes se podía ver por ambos lados, ahora solo se puede apreciar el frente. La novedad es que su parte interna se refleja en la pared; gracias a las luces de colores que se proyectan sobre él se percibe la naturaleza de las piezas”, detalla.

Concamin ha organizado para hoy una ceremonia de reinauguración, acto al que acudirá Manuel Felguérez. “Para nosotros es un gran orgullo contar con este mural, haberlo conservado y celebrar con el maestro sus 90 años”.

PALABRA DE PAZ

Guzmán refiere que en 1973 Octavio Paz escribió el texto para la muestra El espacio múltiple, presentada en el Palacio de Bellas Artes.

Allí el poeta dice que entre 1960 y 1970, su amigo Manuel Felguérez “realizó una poderosa y numerosa obra mural. Algunas de esas composiciones son extraordinarias tanto por sus dimensiones como por el rigor y la novedad de la hechura. Pienso particularmente en el gran mural del cine Diana y, sobre todo, en la admirable composición del edificio que alberga al Concamin”.

El autor de Libertad bajo palabra considera que, con esta obra, el artista “ha hecho otro arte mural, de veras monumental, en el que la pintura se alía a la escultura. Pintura mural escultórica o, más exactamente, relieve policromado”.

TESTIMONIO

PARTEAGUAS
Dice Antonio Espinosa que Felguérez “fue un parteaguas en la historia del arte, porque rompió con el muralismo tradicional”.

NUEVAS RUTAS

“Demostró para disgusto de Siqueiros que había otras rutas para el arte mexicano y no solo la del arte de mensaje social”.

ROMPIMIENTO

“En La invención destructiva rompe con la superficie plana al introducir en sus composiciones los más diversos objetos”.

OTRO SIGNIFICADO

“Estos elementos, organizados de manera similar al interior de una máquina, adquieren un nuevo sentido”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Compartir

Dejar respuesta