El presidente asegura que se desplegarán todas las acciones necesarias para hacer frente a este delito; agradece a ciudadanía ‘resistencia’ frente a desabasto de combustible

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la problemática del robo de hidrocarburos, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró no habrá “ni un paso atrás” en el combate contra este delito y que su gobierno desplegará todas las acciones necesarias para lograr esto.

Aseguró que su administración no se dejará vencer “por estos corruptos”, por lo que con las medidas emprendidas y con apoyo de la población se busca “poner orden” para erradicar esta problemática.

«Vamos a seguir desplegando todas las acciones que sean necesarias. No va a haber marcha atrás, ni un paso atrás, ni siquiera para tomar impulso. Vamos a enfrentar este flagelo”, afirmó en conferencia.

López Obrador también agradeció a la ciudadanía por su resistencia ante el desabasto de gasolina de los últimos días debido al cierre de ductos para impedir la fuga de gasolina, lo que ha logrado disminuir este ilícito.

Asimismo, llamó a quienes se dedican al «huachicoleo» a dejar este delito, ya que ahora habrá programas sociales del gobierno para que en lugar de obtener recursos de manera ilícita los obtengan de manera legal con planes para la obtención del empleo, para trabajo a jóvenes, con becas a estudiantes, entre otros.

El mandatario anunció además sobre el reforzamiento que se llevará a cabo en mil 600 kilómetros de ductos en los que se ubican los seis más importantes para el traslado y la transportación de los hidrocarburos.

“Sabemos que el robo mayor se comete en toda la línea de ductos que existen para la distribución de los combustibles. Vamos a reforzar la vigilancia”, comentó.

 

Doble «sabotaje» a ductos

Andrés Manuel López Obrador sostuvo que el desabasto de combustibles en la Ciudad de México se originó de un doble “sabotaje” a ductos.

Obrador indicó: “No podemos ser cómplices del robo y de la corrupción, acabar con al corrupción es asunto de todos, no sólo del presidente de la república… Vamos a realizar las acciones que sean necesarias, no va a haber marcha atrás, ni un paso atrás ni para tomar impulso, vamos a enfrentar este flagelo”.

Agradeció a quienes han evitado hacer filas y esperado a llenar sus vehículos hasta que lo necesiten. Los distribuidores de gasolina, afirmó, no han abusado sin aumentar el precio.

“Hago un llamado a todos los pobladores de comunidades de los pueblos por donde pasan los ductos, ya tenemos información suficiente, sabemos que el robo mayor se comente en toda la línea de ductos que existe para la distribución de combustibles. Hemos reformado la vigilancia, y estoy llamando a la colaboración de todos los ciudadanos. Es el Estado democrático de derecho el que está decidido a enfrentar esta corrupción de robo de hidrocarburos. Es el Estado, no es sólo Pemex, o la policía federal, militar o naval, es el Estado mexicano”, agregó.

Exhortó, además, a que si por falta de oportunidades había quienes colaboraban con los grupos dedicados a robo de combustibles, “que ya no lo hagan, que no haya complicidad, ya cambiaron las cosas, ya los servidores públicos no se roban el dinero del pueblo y nadie debe dedicarse al robo”.

Anunció el inicio de una nueva etapa en el operativo con la vigilancia en mil 600 kilómetros de ductos, principalmente donde están los tramos principales del traslado y la transportación de los combustibles. Son seis ductos principales en los que está trabajando el gobierno federal, los cuales “se abren y cierran” para detectar las fugas por donde se extrae el combustible de manera clandestina.

Al referirse del problema de escasez de gasolina en la Ciudad de México, explicó que “se originó porque hubo un sabotaje a un ducto de conducción de combustible, de gasolina de Tuxpan a Azcapotzalco. Se reparó y se restableció el servicio ayer todo el día y volvieron a bloquear, volvieron a afectar el ducto, sin embargo, se avanzó bastante y ya vamos hacia la normalidad en la Ciudad de México y otros estados”.

Por medio de imágenes mostró una de las fugas. Se abrió el ducto y se tuvo que cerrar, explicó. Se tenían programado regularizar la distribución a las 5:00 horas de hoy, pero el miércoles a las 10:00 horas se volvió a afectar, tras lo cual, insistió, ya se reparó.

En otra imagen mostró una estación en la carretera de Monterrey a Reynosa en la que se almacenaban en 6 contenedores hasta 60 mil litros de gasolina de manera ilegal, así como 22 contenedores tipo tonel con la misma capacidad.

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, agregó que entre las acciones legales como parte del robo de hidrocarburos el gobierno federal está analizando las cuentas vinculadas a robo de combustible, las cuales ya se congelaron, además de abrirse carpetas de investigación al respecto.

Detalló que han sido detenidos algunos de los responsables de los actos de sabotaje. También se reforzó la vigilancia en las carretera para detectar las pipas piratas en las que se transporta el huachicol.

Mientras que, Alejando Gertz Manero, encargado de despacho de la PGR, indicó que están trabajando sobre los hechos de flagrancia y detectar a quienes incurren este delito. Dijo que tendrán mejores elementos cuando esté concluida la reforma legal para considerar como delito grave el robo de hidrocarburos, sin embargo, aclaró que aún sin ésta, cuentan con elementos para actuar. No ha habido ningún problema en la integración de las carpetas, apuntó.

Informó que hay procesos judicializados relacionados con estos casos pero los mantendrán en secrecía para respetar el debido proceso.

 

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta