Con un presupuesto inicial de 44 mil millones de pesos y un millón 100 mil beneficiados arrancó el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, promovido por el gobierno federal.

En Tlalnepantla, Estado de México, se entregaron las primeras tarjetas con las que a partir del 21 de enero se depositarán los 3 mil 600 pesos mensuales a los beneficiarios del programa.

López Obrador dijo que la meta es captar hasta 2.6 millones de jóvenes y por ello recalcó que ese programa tendrá más recursos si así se requiere.

Además de otorgarles capacitación en empresas y un ingreso, el programa tiene otros dos fines, dijo el presidente. El primero es evitar que, al estar fuera del mercado laboral y del sistema escolarizado, sean captados por el crimen organizado.

El otro propósito de Jóvenes Construyendo el Futuro es su efecto moralizante, aseguró el presidente.

Al presentar oficialmente el programa y entregar las primeras tarjetas en las que se depositará el apoyo económico, López Obrador consideró que aquellos empresarios que funjan como tutores también transmitirán valores morales a los jóvenes beneficiarios.

Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, dijo que este programa cristaliza el postulado de López Obrador, de que “solo el pueblo puede salvar al pueblo”.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta