Un juez federal de Los Ángeles desestimó la demanda por acoso sexual de la actriz Ashley Judd contra Harvey Weinstein, pero dijo que podía seguir con otro caso por difamación en el que acusa al productor de cine.

Judd acusó a Weinstein de difamarla en 1998 después de que ella rechazó lo que dijo que fueron avances sexuales un año antes.

En su demanda, presentada de abril de 2018, la actriz de “Double Jeopardy” acusó a Weinstein de ensuciar su reputación y desanimar al director Peter Jackson de que la considerara para su exitosa saga de películas “El Señor de los Anillos”.

Judd, que fue una de las primeras mujeres en denunciar públicamente a Weinstein de conducta sexual inapropiada en octubre de 2017, acusó al magnate de Hollywood de acoso sexual en California, donde se prohíbe la conducta en un “negocio, servicio o relación profesional”.

En una nota a pie de página de su fallo, el juez federal de distrito Philip Gutiérrez dijo que no estaba determinando si Judd fue acosada sexualmente por Weinstein “en el sentido coloquial del término”.

Pero Gutiérrez añadió que la relación de Judd como actriz con el productor de cine no estaba cubierta por el estatuto de California por el que fue demandado, ni por una enmienda de 2019.

Weinstein será juzgado en mayo en Nueva York por cinco cargos, que incluyen violación, y que involucran a otras dos mujeres. Niega que haya difamado a Judd o interferido con su carrera.

La demanda de Judd acusó que Weinstein “la acorraló en una habitación de hotel en 1997 con el pretexto de hablar de negocios”. Cuando ella no accedió a sus deseos, el productor tomó represalias contándole “rumores sin fundamento” al director de “El Señor de los Anillos”.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal 

Compartir

Dejar respuesta