El delantero chileno tiene muy avanzadas las negociaciones con el conjunto de Coapa

Ante el fuerte deseo de Miguel Herrera por contar con el goleador andino, la dirigencia americanista se replanteó una nueva oferta económica y mejora salarial para hacer una última proposición a Benfica, la cual superaría por poco más del doble el monto que ellos le pagaron a Pumas por Nicolás Castillo.

Al darse cuenta de que era un buen negocio, las Águilas portuguesas se abrieron a la operación; sin embargo, Castillo tendría que aceptar regresar a México, ya que desde un inicio, él estuvo negado debido a su anhelo de triunfar en Europa; aunque a sabiendas de su escasa actividad en la liga portuguesa, las pocas opciones de cambiar de equipo en el viejo continente y la proximidad con la Copa América de este año, el panorama cambió para él, por lo que cedió ante la posibilidad que le brindaron los cremas, siempre y cuando un par de ofertas en Europa que tenía en agenda no le resultaran convincentes.

A falta de la firma, el acuerdo entre las tres partes ya existe y falta solamente que el chileno firme para que se vuelva oficial que Nicolás Castillo es jugador de América durante las siguientes tres temporadas.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Sol de México

Compartir

Dejar respuesta