La compañía estimó una caída de ganancias en el último trimestre de 2018.

HONG KONG .- Samsung es el más reciente gigante tecnológico que advierte que su negocio está sufriendo.

La compañía surcoreana dijo este martes que espera que su ganancia operativa del cuarto trimestre caiga cerca de un 30% respecto al año anterior, muy por debajo de las previsiones de los analistas. La empresa responsabilizó por la fuerte caída a la “demanda mediocre” de sus chips de memoria y la “intensificación de la competencia” en la industria de los smartphones.

La orientación de Samsung llega después de que Apple hiciera sonar las alertas la semana pasada al advertir que venderá menos iPhones de lo que había esperado, principalmente debido a la decepcionante demanda en China en medio de una guerra comercial en curso con Estados Unidos.

Samsung, el principal fabricante de smartphones del mundo, no mencionó específicamente a China en su informe de ganancias del martes, pero dijo que las “crecientes” incertidumbres macroeconómicas están afectando su negocio.

Las acciones de Samsung terminaron el día un 1.7% abajo en Seúl. Las acciones perdieron casi un cuarto de su valor el año pasado.

China, el mayor mercado de smartphones del mundo, está experimentando una desaceleración económica progresiva que afecta a negocios en todo el mundo.

Además de vender sus propios teléfonos, Samsung suministra partes esenciales como chips y pantallas a otros fabricantes de dispositivos. Los iPhones más recientes de Apple utilizan pantallas OLED de Samsung.

La empresa surcoreana dijo que espera que las utilidades operativas del cuarto trimestre de 2018 sean de 10.8 billones de wons (9,600 millones de dólares) en comparación con los casi 15.2 billones de wons (13,500 mdd) del mismo periodo del año anterior. La empresa predijo que sus ventas caerán alrededor de 11% a 59 billones de wons (52,500 mdd).

Samsung advirtió que el desempeño débil probablemente continúe, prediciendo que sus ganancias “permanecerán atenuadas en el primer trimestre de 2019 debido a las difíciles condiciones del negocio de memoria”, antes de que mejoren a lo largo del año.

La empresa también espera que la introducción de nueva tecnología como los servicios 5G y los smartphones plegables ayudarán a impulsar su división de telefonía.

Los analistas no estaban completamente sorprendidos por el anuncio sombrío de Samsung.

«Obviamente existe la competencia por parte de los contendientes chinos que limita el crecimiento de Samsung en muchos mercados, incluyendo aquellos de alto crecimiento como India y el sureste de Asia”, dijo KiranjeetKaur, analista de la firma de investigación IDC con sede en Singapur.

De acuerdo con el reporte más reciente de la IDC, Samsung todavía vende la mayor cantidad de dispositivos a nivel mundial, pero experimentó una caída del 13% en las ventas del tercer trimestre de 2018, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Mientras tanto, el fabricante de smartphones chino Huawei obtuvo un crecimiento del 33%.

Y si bien muchos fabricantes de smartphones todavía utilizan a Samsung como proveedor, “han terminado los días de gloria” para los precios de los chips de memoria, añadió Kaur.

Samsung reportará los resultados completos de su cuarto trimestre a finales de este mes.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión
Compartir

Dejar respuesta