Ministros coinciden en que todos deben ganar lo mismo, pero no se ponen de acuerdo

CIUDAD DE MÉXICO.- En sesión a puerta cerrada, los 11 ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no alcanzaron los acuerdos necesarios respecto a la distribución presupuestal, en particular por el tema de los salarios que percibirá cada ministro en 2019.

Durante el cónclave que se extendió por poco más de dos horas, los integrantes del máximo tribunal del país coincidieron en que los 11 deben percibir el mismo salario pero, en los próximos días, deben ponerse de acuerdo en la forma en que lo harán

En los próximos días se prevé que el ministro presidente, Arturo Zaldívar, emita un proyecto de acuerdo en el que se establezca una reducción salarial para los ministros que ganan más y exista así un salario equitativo para todos. La propuesta será revisada y discutida en sesión privada por sus compañeros en el alto tribunal.

Por disposición del Congreso, actualmente los ministros Margarita Luna Ramos, Fernando Franco, Arturo Zaldívar y Luis María Aguilar perciben 4 millones 169 mil pesos al año, mientras que Jorge Pardo, Alfredo Gutiérrez, Alberto Pérez, Eduardo Medina Mora, Javier Laynez, Norma Piña y Juan Luis González Alcántara ganan un total de 3 millones 53 mil 608 pesos. La próxima ministra o ministro en ingresar al alto tribunal, en febrero, obtendría percepciones anuales por un millón 663 mil pesos.

Excélsior informó que ayer se llevaría a cabo la primera sesión a puerta cerrada del 2019 encabezada por el ministro presidente, Arturo Zaldívar, cuando el oficial mayor del alto tribunal presentó el proyecto que será revisado por cada ministro.

En diciembre pasado la Cámara de Diputados redujo el presupuesto solicitado por la Suprema Corte de 124 millones 393 mil pesos, quedando en un total para el ejercicio fiscal del año en curso de 4 mil 657 millones 932 mil 489 pesos.

Desde la llegada del ministro Arturo Zaldívar como presidente de la Corte los cambios en diversas direcciones de áreas del máximo tribunal comenzaron con la presentación de renuncias y su aceptación.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta