Iván Castellanos

Vendedores que pretendieron instalar sus puestos en el Llano, decidieron retirarse del lugar ante la posibilidad de un desalojo por parte de la Policía Municipal.

Señalaron que no se han logrado acuerdos con la autoridad municipal, a pesar de que han solicitado una mesa de diálogo con el presidente municipal.

Indicaron que requieren de un espacio para lograr tener ventas favorables, porque en la calle de Derechos Humanos no han tenido ningún tipo de avance.

Aseguraron que les prometieron una mesa con el presidente municipal Oswaldo García Jarquín, en donde puedan revisar la situación.

Compartir

Dejar respuesta