También consideró que la mayoría de los miembros de la junta de gobierno de Banxico coincide en que el ritmo de convergencia de la inflación con el objetivo será determinante para evaluar el rumbo de la política monetaria.

Notimex.- La inflación cerrará 2019 en una tasa de 4.0%, lo que permitirá que el Banco de México (Banxico) mantenga sin cambio su tasa de interés de referencia durante todo el año, estimó el Grupo Financiero Monex.

Luego de considerar que el tono de las minutas de la reciente reunión de la Junta de Gobierno de Banxico fue moderado, refirió que si bien existen preocupaciones respecto al ambiente de incertidumbre que se presenta, la mayoría de los miembros coincide en que el ritmo de convergencia de la inflación con el objetivo será determinante para evaluar el rumbo de la política monetaria.

“Nuestro estimado de inflación para el cierre de 2019 se ubica en 4.0%, por lo que consideramos que la trayectoria descendente del alza en precios permitirá que el Banco de México mantenga su tasa sin cambios durante el próximo año”, señaló.

Posterior a la publicación de la minuta, el peso mexicano oscila en alrededor de los 19.64 pesos por dólar; en tanto, las probabilidades implícitas para ver un incremento en la tasa de referencia en la reunión de febrero se ubican en 52.1%, indicó la institución financiera.

Este día, el banco central publicó la minuta correspondiente a la reunión que sostuvo la Junta de Gobierno el pasado 19 de diciembre, en la que los miembros decidieron por unanimidad incrementar la tasa de referencia en 25 puntos base, por lo que la tasa objetivo llegó a un nivel de 8.25%.

Los miembros comentaron que la economía mundial presenta signos de una desaceleración paulatina, aunque se presentaron algunos indicadores que sugieren un debilitamiento más pronunciado en Estados Unidos, China y la Eurozona.

Para la economía mexicana, la mayoría de los miembros estimó que en el cuarto trimestre de 2018 se presentó una desaceleración respecto al repunte observado en el trimestre previo, enfatizando que la tendencia negativa de la inversión continúa siendo un motivo de preocupación.

Asimismo, se mencionó que el entorno de crecimiento para 2019 está sujeto a una elevada incertidumbre, reconociendo que las perspectivas de crecimiento para el cierre de este año y 2020 se revisaron a la baja.

 

Esta nota originalmente se publicó en Forbes

Compartir

Dejar respuesta