Blood clot. Computer artwork of red blood cells trapped in a fibrin protein mesh in an artery.

La revista médica The New England Journal of Medicine informó que el paciente murió una semana después de que expulsó el enorme coágulo, por complicaciones de insuficiencia cardíaca.

Según el informe, el paciente padecía insuficiencia cardíaca crónica y con anterioridad le habían implantado un dispositivo de asistencia ventricular Impella e iniciaron un tratamiento para la anticoagulación.

Tras la expulsión del coágulo, el paciente tuvo dificultad respiratoria y requirió oxígeno.

Durante un ataque extremo de tos, el paciente expectoró espontáneamente un molde intacto del árbol bronquial derecho, que consta de tres ramas segmentarias en el lóbulo superior, dos ramas segmentarias en el lóbulo medio y cinco ramas segmentarias en el lóbulo inferior, explicó la revista.

Los médicos intubaron al paciente para realizarle una broncoscopia, pero no lograron salvarlo.

 

Esta nota originalmente se publicó en Noticieros Televisa

Compartir

Dejar respuesta