La policía detiene a cerca de mil personas en Francia en una nueva jornada de manifestaciones en la que París ha cerrado comercios y monumentos por temor a nuevos actos vandálicos

La policía francesa ha realizado cerca del mil arrestos por “participación en grupo con vistas a preparar actos de violencia contra personas o destrucción” (651 de ellos en París), además de haber interrogado a más de 400 personas, en la cuarta jornada de protestas de los chalecos amarillos en Francia, según fuentes policiales.

Las cifras ya son mayores que en los sábados anteriores aunque no se han producido incidentes graves. Los antidisturbios han realizado algunas cargas en los Campos Elíseos de París, epicentro de las protestas hoy en Francia, donde miles de manifestantes corean “¡Macron dimisión!” y entonan La Marsellesa.

La ciudad ha cerrado la mayoría de sus museos y monumentos, de la Torre Eiffel a la catedral de Notre Dame o el más alejado Panteón. También muchos teatros y la ópera han cancelado sus espectáculos ante el temor a grandes disturbios, en unas protestas que han puesto el foco en el presidente Emmanuel Macron y las élites políticas y económicas.

 

Esta nota originalmente se publicó en El País

Compartir

Dejar respuesta