Aggressive couple arguing about their problems at home.

Estudios recientes sugieren que las personas permanecen en relaciones insatisfactorias porque les preocupa herir los sentimientos de su pareja.

Es un hecho que muchas parejas que ya no se aman o no están tan enamoradas eligen permanecer juntas de todos modos.

¿Por qué las personas eligen permanecer en relaciones infelices? Según un par de estudios recientes, mientras más cree una persona que su pareja depende de la relación, es menos probable que inicie una ruptura. En otras palabras, podría ser que lo que te motiva a permanecer en una relación insatisfactoria es el bien de tu pareja.

Varios colegas profesionales compartieron conmigo su opinión sobre por qué las parejas infelices siguen juntas y cómo puedes terminar una relación de forma un poco menos dolorosa si decides separarte.

Permanecer juntos puede ser un acto de abnegación o de egoísmo

Los estudios recientes sugieren que las personas permanecen en relaciones insatisfactorias porque les preocupa herir los sentimientos de su pareja.

“En mi experiencia, la mayoría de las veces hay temores e inseguridades subyacentes que impiden que las personas avancen a una vida que puede ser menos cómoda pero, en última instancia, más feliz y más auténtica. Estas parejas tienden a establecerse en una relación “lo suficientemente buena” apuntó Holly Richmond. “Pero casi siempre hay un punto en el que es obvio que lo que no es suficientemente bueno no es bastante bueno, y la persona infeliz sufre más quedándose que lo que sufriría su pareja si rompieran”, dijo la terapeuta sexual Sari Cooper

Las preocupaciones sobre los hijos, las finanzas, los amigos, el estilo de vida y la posición en la comunidad también pueden influir en la decisión de permanecer juntos. “En mi consulta, veo clientes que mantienen relaciones porque les preocupa no encontrar a otra pareja, mientras que otros se quedan porque no quieren privar a sus hijos de tener al otro progenitor en su vida diaria”, indicó.

Pero quedarse en una relación infeliz no hace ningún favor a nadie, señaló la terapeuta sexual Kristen Lilla. “Quedarte porque no quieres lastimar a la otra persona es egoísta porque le quitas a la otra persona la capacidad de tomar una decisión”, explicó. “Estás decidiendo, por tu cuenta, que tu pareja no estará bien sin ti, por lo que te quedas con ella por lástima”.

¿Seguir o romper?

Claramente, la decisión de terminar una relación puede ser difícil para muchas personas. Puede ser útil visualizar tu vida después de la ruptura, dijo Cooper. “Les pido a los clientes que se imaginen con gran detalle cómo sería su vida: ¿Podrán sostenerse financieramente? ¿Sentirán que hicieron todo lo posible por mejorar la relación? ¿Se enfrentarán a la pérdida de una comunidad además de la pérdida de la relación?

La terapeuta sexual Kristie Overstreet estuvo de acuerdo. “Si estás tratando de decidir si permanecer en la relación o dejarla, escribe los pros y los contras de la decisión. Esto te obliga a usar la lógica frente a las emociones y ayuda a identificar cosas que en las que antes no reparabas,” explicó. “Una de las preguntas más importantes que puedes hacerte es si has hecho todo de tu parte para que funcione. Asegúrate de haber marcado todas las casillas de esa lista, eso ayudará a tomar una decisión”.

También puedes intentar imaginar tu relación como una caja que sea lo suficientemente grande para que ambos puedan moverse cómodamente dentro del espacio, y cada uno apoye el crecimiento del otro.

“Una relación poco saludable significa que la caja de la relación en la que estás es demasiado pequeña para que cada uno de ustedes sea independiente, y te sientes perdido y asustado sin la otra persona”, dijo la terapeuta sexual Tammy Nelson. “Es posible que te hayan enseñado que esto es lo que es el verdadero amor, un alma gemela que es tu otra mitad, pero eso es realmente una codependencia. Si no tienes suficiente espacio para crecer como persona en una relación, entonces puede que no solo te estés refrenando a ti mismo sino también a tu pareja”.

Romper es difícil

Hay algo de verdad en este cliché: “No hay manera de romper con alguien sin el riesgo de lastimarlo”, comentó la terapeuta sexual Deborah Fox. Dicho esto, Fox enfatiza que es importante ser honesto con tu pareja sobre por qué quieres terminar la relación.

“Aunque no es necesario incluir todas las razones, debes terminar una relación con integridad, es decir, con honestidad”, explicó. “Las pequeñas mentiras blancas se pueden justificar en una relación corta, que apenas ha empezado, pero no en una de larga data”.

Overstreet coincide. “No puedes evitar que tu pareja sufra por tu decisión. Sin embargo, ser sincero y respetuoso durante el proceso ayudará a disminuir el dolor”, afirmó. “La forma en que te comportas y tus palabras son las únicas cosas sobre las que tienes control. Recuerda que debes hacer lo que sea necesario para mantenerte saludable, y dejar una relación enfermiza es uno de los pasos en esa dirección”.

La decisión de romper rara vez es fácil, pero si dedicas tiempo y reflexión a la decisión, puedes facilitar las cosas, tanto para ti como para tu pareja.

Esta nota originalmente se publicó en Expansión
Compartir

Dejar respuesta