Ciudad de México.- Fuentes cercanas al actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, revelaron que en varias instancias, el mandatario fue parado por retenes falsos montados por el crimen organizado, sin embargo, luego de entablar breves conversaciones estos le dejaron seguir su camino por la República.

Durante su campaña, AMLO reveló que se había topado con el ‘narco’ en varias ocasiones. Luego de recorrer todos los municipios del país, el tabasqueño señaló haberse cruzado en el camino con sujetos armados.

De acuerdo con informes del Cisen, en al menos 12 ocasiones el presidente fue detenido por presuntos criminales en los Estados de Guerrero, Chihuahua, Durango y Tamaulipas, entidades que presentan altos índices de violencia y mayor presencia del crimen organizado en México.

En una de las anécdotas contadas por colaboradores de López Obrador, en los recorridos que hizo el político entre el 2017 y el 2018, el presidente fue supuestamente detenido por presuntos integrantes del Cártel del Pacífico.

Uno de los testigos informó que el vigilante se acercó al vehículo y, con un arma de alto calibre, identificó a López Obrador, por lo que avisó su superior, a través de radio, que ‘tenía orillado al mismísimo Peje’.

Después de unos minutos, el sicario recibió la orden de que dejara pasar al entonces candidato de Morena. En otra ocasión, en el sur, un sujeto armado le preguntó al líder de Morena que si qué hacía en una zona intransitable, a lo que el político tabasqueño respondió: “Estamos luchando por el país”

En febrero de este año, en entrevista con Excélsior, López Obrador aseguró que durante sus recorridos por el país no recibió amenazas contra su integridad, y al ser cuestionado sobre si en algún momento se había topado con retenes que pertenecieran al ‘narco’ se limitó a decir: “A mí me respetan, me respetan los militares y me respetan todos”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Tribuna

Compartir

Dejar respuesta