La Agencia Tributaria de España cerró la investigación sobre las cuentas de Shakira, y concluyó que entre 2012 y 2014, la cantante defraudó 14,5 millones de euros a Hacienda.

 

De acuerdo a información de El País, la fiscalía presentará una acusación ante el juez por tres delitos de fraude fiscal.

 

La clave del caso radica en saber dónde fijó su residencia fiscal desde 2011, cuando se hizo pública la relación con Gerard Piqué. La Agencia Tributaria sostiene que desde entonces vivía en Barcelona y la ley establece que si un ciudadano pasa la mitad del año en España, se le debe considerar residente en términos fiscales.

 

La ley dice que tiene que tributar los ingresos que tiene y según Hacienda, Shakira simuló vivir en Bahamas para no pagar impuestos.

 

En un comunicado, los portavoces de la cantante aseguran que Shakira “no debe ninguna cantidad” a Hacienda.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta