La compañía japonesa pone hoy a la venta Super Smash Bros Ultimate, un juego de lucha que aspira a convertirse en uno de los más vendidos de Nintendo Switch y que ya batió récord de preventa.

¿Quién ganaría en un combate entre Drácula y el tiburón de la película de Spielberg? ¿Y entre Iron Man y Terminator? Estas preguntas esenciales que se han hecho alguna vez la mayoría de los niños están en la base de la última novedad de Nintendo, que sale hoy a la venta: Super Smash Bros Ultimate, un juego de lucha que enfrenta a más de 70 personajes de la historia de los videojuegos de cerca de 30 franquicias diferentes, como Mario, Pikachu, Pac-Man, Donkey Kong o Kirby.

“Es sin duda el lanzamiento más importante del año en Nintendo Switch. Ya está batiendo récord en la preventa, también en Estados Unidos, y es el juego más vendido en preventa en todo Nintendo Switch”, destacó en la presentación Bill van Zyll, director de Nintendo Latinoamérica, aunque sin precisar las cifras.

La franquicia Super Smash Bros, creada por Masahiro Sakurai —uno de los nombres más importantes de la industria, que sigue al frente de la saga—, nació en 1999 con un primer juego para Nintendo 64. Desde entonces, los diferentes lanzamientos han vendido casi 30 millones de unidades. Y ahora, esta nueva obra celebra 20 años de la saga reuniendo a todos los personajes y escenarios que han formado parte de la franquicia, pero con numerosas novedades, agregó Van Zyll.

Al rescate

Super Smash Bros Ultimate aspira a ser el exclusivo de Nintendo Switch más vendido del año, y a impulsar las ventas de la compañía durante la campaña de Navidad, en un momento en el que la consola se acerca a su segundo año en el mercado, con más de 23 millones de unidades vendidas.

Financieramente, la Nintendo Switch rescató a la empresa japonesa, pues se encontraba en un mal momento por el fracaso de la Wii U, que no cumplió las expectativas comerciales. Pero desde la salida de la nueva consola, en marzo de 2017, sus acciones en la Bolsa de Tokio se han revalorizado más de un 40%.

Ahora, la firma espera que Super Smash Bros Ultimate le dé un nuevo impulso y calme a los expertos de la industria y los inversionistas que criticaban la escasez de juegos exclusivos de la nueva plataforma.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión 

Compartir

Dejar respuesta