El medallista de oro mexicano en Londres 2012, Darvin Chávez, fue trasladado al penal de Topo Chico en Monterrey al ser detenido por no cumplir con la manutención de sus hijos.

El futbolista surgido de Atlas, y que jugó en Liga MX por última vez en Veracruz, fue demandado en 2016 por su ex esposa y el año pasado había llegado a un acuerdo el cual no cumplió.

Esta mañana fue detenido en el cruce de la avenida Juana de Asbaje y Ramírez, en la colonia Roma, en Monterrey.

Estuvo seis meses sin equipo hasta que Veracruz lo contrató, pero sólo le pagaba si tenía minutos. Hace un año se fue a jugar a la segunda división de Finlandia, al DF Jaro.

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta