Así despidieron los jóvenes de la secundaria técnica 22 de Santiago Juxtlahuaca, el cuerpo de su compañera Angélica Flores Villa de 14 años de edad, quien fue asesinada en inmediaciones del río de esta municipalidad, ubicada en la región mixteca de Oaxaca.

La menor salió de su casa rumbo a la escuela la mañana del martes 4 de diciembre, pero nunca llegó y minutos más tarde fue hallada muerta, aun portando su uniforme y mochila escolar.

De acuerdo con la necropsia aplicada por peritos de la Fiscalía General de Justicia de Oaxaca, Angélica Flores Villa murió asfixiada y no presentaba signos de violación.

Durante el homenaje póstumo, los alumnos portaron dos lonas donde exigían paz y justicia por la violencia que se ha intensificado en Juxtlahuaca.

El fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, informó que el presunto homicida de la menor está detenido y fue identificado como Margarito A.C. Foto: José de Jesús Cortés/ Corresponsal

Después el ataúd que fue envuelto con una tela negra con el nombre de su escuela y salió de la institución, donde Angélica Flores Villa cursaba con excelentes calificaciones, para dirigirse al panteón donde fue sepultada.

El fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, informó que el presunto homicida de la menor está detenido y fue identificado como Margarito A.C.

Los familiares de Angélica, que se dedican a la venta de tortillas y son de escasos recursos económicos, exigieron justicia para su hija que lamentablemente se sumó a las estadísticas de 102 mujeres asesinadas de enero a la fecha.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta