Cuatro ministros buscan suplir a Luis María Aguilar al frente del máximo tribunal del país; el encargo del actual presidente termina el 31 de diciembre

CIUDAD DE MÉXICO.- La unidad será el tema que marque la carrera rumbo a la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), la cual ya ha comenzado, pues antes del viernes los ministros interesados en ocupar esa posición deberán presentar sus propuestas de trabajo.

De acuerdo con fuentes judiciales, son cuatro los ministros que buscan convertirse, a partir del 2 de enero, en cabeza del máximo tribunal del país. Se trata de Arturo Zaldívar, Jorge Pardo, Alberto Pérez Dayán y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

De esta forma, al día de hoy, hay dos aspirantes a presidir la Corte provenientes de carrera judicial y otros dos externos. Zaldívar, quien antes de convertirse en ministro era litigante, buscó la presidencia del máximo tribunal del país hace cuatro años.

De acuerdo con fuentes judiciales, los ministros que integran la Suprema Corte buscarán un perfil de unidad que brinde fortaleza al Poder Judicial y logre crear certidumbre entre todos los funcionarios, ante el panorama político que se vive en nuestro país.

Coincidieron en que no puede repetirse una situación como la de hace cuatro años cuando, tras poco más de una treintena de votaciones que resultaban en empate, el ministro Luis María Aguilar resultó vencedor cuando el expresidente de la SCJN, Juan Silva Meza, decidió cambiar su voto para evitar que el máximo tribunal se viera aún más debilitado y dividido.

El reglamento interior de la SCJN señala que “durante los primeros cinco días del mes de diciembre previo a la conclusión del encargo del Presidente en funciones, los ministros interesados en sustituirlo presentarán a sus compañeros y compañeras las líneas generales conforme las cuales desarrollarían dicha función”.

Uno de los principales puntos que cada uno resaltará en su propuesta de trabajo es el de la independencia judicial frente a los embates de otros Poderes que se han presentado en los últimos meses, también el de la austeridad al interior de la Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, así como todo lo relacionado con la Ley Federal de Remuneraciones.

El 31 de diciembre el ministro Luis María Aguilar termina su periodo de cuatro años como presidente de la Suprema Corte y del Consejo de la Judicatura Federal, por lo que deberá ser en la primera sesión de 2019 cuando se elija, en una sesión pública, a su sucesor.

La votación para elegir al presidente se hará por cédula. La ministra Margarita Luna, quien presidirá la sesión al ser decana de la Corte, designará a dos ministros que desempeñarán la función de escrutadores para el conteo de las cédulas de votación.

Para que un ministro sea electo presidente deberá obtener cuando menos seis votos. Si ningún ministro obtuviera la mayoría requerida, se celebrará una nueva votación en la que sólo participarán como candidatos los ministros que hayan obtenido en la primera ronda el mayor número de votos, resultando presidente electo aquel que alcance seis votos o más en su favor.

En caso de que en esta segunda ronda tampoco se alcance la mayoría establecida, se repetirá el mismo procedimiento las veces necesarias, hasta que algún ministro obtenga la votación requerida.

Al interior del máximo tribunal existe la confianza de que para el 2 de enero ya se haya designado a un nuevo ministro en sustitución de José Ramón Cossío y el pleno esté completo para evitar empates, como ocurrió en 2015.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta