Los expertos prevén que el crecimiento del mercado accionario estadounidense disminuya a menos del 10% en 2019 por temores económicos y comerciales

NUEVA YORK (CNN) .- Las acciones subieron el lunes por la noticia de una tregua comercial entre Estados Unidos y China. Pero podría ser difícil que este longevo mercado alcista siga avanzando durante mucho más tiempo, incluso si China y Estados Unidos alcanzan un acuerdo real.

El crecimiento de ganancias superior al 20% del S&P 500 ha ayudado a impulsar el mercado en 2018. Sin embargo, se espera que el crecimiento de las ganancias disminuya a menos del 10% en 2019.

La serie de alzas en las tasas de interés de la Reserva Federal también podría comenzar a desacelerar la economía, especialmente a medida que el efecto estimulante de los recortes fiscales comienza a desvanecerse. Es por eso que el gran aumento en las ganancias de este año podría ser insostenible, de acuerdo con el director de estrategia global de JPM Asset Management, David Kelly.

“Dado que se espera que el crecimiento salarial y las tasas de interés aumenten aún más el próximo año, los márgenes deberían comenzar a estar bajo presión”, escribieron Kelly y su equipo en un informe reciente.

El comercio también podría perjudicar a las acciones el próximo año. No está garantizado que el presidente estadounidense, Donald Trump, y el presidente chino, Xi Jinping, alcancen un acuerdo antes de que entren en vigor los aranceles más altos.

Y no es que Estados Unidos solo esté peleando una guerra comercial con China: también está involucrado en varios enfrentamientos comerciales con otras naciones. El impacto de toda esta tensión comercial podría conducir a una mayor volatilidad.

“Los problemas comerciales no resueltos siguen siendo una incertidumbre”, escribió Jason Pride, director de inversiones de clientes privados de Glenmede, en un informe.

La economía global también podría desacelerarse el próximo año, y eso podría poner bajo presión las ganancias de las grandes compañías multinacionales estadounidenses, señaló Matt Peden, director de inversiones de GuideStone Capital Management.

¿Los inversores ya se han preparado para un 2019 más lento?

Cada uno de esos factores sugiere que la agitación del mercado de este año continuará en 2019, y que podría ser difícil para las acciones subir mucho más allá de los niveles actuales en el futuro previsible.

Sin embargo, no todos piensan que 2019 está destinado a ser un año difícil para las acciones.

Algunos creen que la tregua comercial entre Estados Unidos y China finalmente conducirá a un acuerdo, ya que ambas partes se darán cuenta de que ninguna de ellas ganará una guerra comercial real.

“La tensión de tener a las dos economías más grandes del mundo enfrentadas entre sí se está resintiendo”, dijo Dec Mullarkey, director gerente de estrategia de inversión de Sun Life Investment Management. “En Estados Unidos, la comunidad agrícola está sintiendo el pinchazo”.

“Y, en los recientes reportes de ganancias, muchas empresas del S&P 500 comentaron sobre los efectos del comercio y las perspectivas inciertas. En China, la economía se ha desacelerado y el gobierno se ha visto obligado a estimularla con recortes de impuestos”, agregó Mullarkey.

El mercado ya se ha hundido por las preocupaciones de una desaceleración global. Eso podría ser una señal de que 2019 no será tan malo como se temía. Los inversores ya han vendido acciones por temores sobre el futuro.

John Augustine, director de inversiones de Huntington Private Bank, dijo que la venta masiva del mercado en octubre y noviembre fue una señal de que los inversores no son demasiado alcistas. Se están preparando para un retroceso en las ganancias.

“El mercado ya se ha ajustado para un crecimiento más lento el próximo año”, dijo Augustine. “Las valoraciones de las acciones han bajado mucho más rápido y más de lo que pensábamos”, apuntó.

 

Esta nota originalmente se publicó en Expansión

Compartir

Dejar respuesta