Ciudad de México.- El subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Zoé Robledo Aburto, señaló que de los casi tres mil quejosos contra la baja salarial basada en la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, sólo se reportan 512 demandas, de un universo de 85 mil personas.

“Están en su derecho de solicitar amparo y habrá qué ver la decisión de los jueces respecto de estos casos”, dijo Zoé Robledo, entrevistado en el Senado.

A su vez, Martí Batres Guadarrama dijo que el recorte de remuneraciones tiene que ver con acabar con privilegios, lo cual, sin duda, afirmó, es difícil y enfrentará inercias que se profundizaron en los últimos años.

Esta ley, también llamada Ley de Salarios Máximos, forma parte de acciones hacia la equidad y justicia salarial, cuando en México hay distancias de remuneraciones de 100 a uno, mientras que en otros país son de siete a uno.

“La meta es mejorar el salario, no de un pequeño grupo de altos ingresos”, expuso Batres Guadarrama.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta