Con el respaldo de las principales fuerzas políticas del Senado de la República, un grupo de legisladoras, organizaciones civiles y de gobierno presentaron este martes una iniciativa para dar derechos laborales a las empleadas domésticas igual que a cualquier trabajador en el país, buscando beneficiar directamente a 2.3 millones de personas e indirectamente a 11 millones, contando a sus familias.

“En qué consiste, en que está prohibida la contratación a personas menores de 15 años; en casos de ser adolescentes, jornadas no mayor a 36 horas; hay un contrato por escrito, donde (especifique) la jornada, fecha de inicio, fecha de término; qué tipo se van hacer, qué tipo de remuneración, las horas de trabajo, pago de vacaciones, y los alimentos y el hospedaje son prestaciones, no son parte del trabajo, las jornadas no podrán exceder de ocho horas, con todas las prestaciones de la ley”, explicó la senadora panista Xóchitl Gálvez.

El proyecto propone reformar y derogar diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo, para que las personas trabajadoras del hogar también cuenten con las prestaciones establecidas en la ley tales como: vacaciones, prima vacacional, pago de días de descanso, acceso a seguridad social y aguinaldo.

Las y los senadores que impulsan la iniciativa son Patricia Mercado, del Movimiento Ciudadano; Napoleón Gómez Urrutia, Lucía Mícher y Citlalli Hernández de Morena; Xóchitl Gálvez Ruiz, Damián Zepeda y Kenia López del PAN; Claudia Ruiz Massieu del PRI; y Alejandra Lagunes del Verde Ecologista.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta