En Cruz Azul huelen el título. Esta semana se cumplen 21 años desde que se conquistó la última Liga y en La Noria alistan el hilo para bordar una nueva estrella.

Durante el Apertura 2018, La Máquina se ha limpiado de “maldiciones y fantasmas”, con una mentalidad ganadora y sin miedo a la gloria.

“Cada vez estamos más cerca y uno se ilusiona”, comentó Adrián Aldrete, lateral izquierdo celeste. “Todo empezó desde que se formó el proyecto, antes del arranque del torneo. Cuando estás dentro de este equipo, con energía y compañerismo, te ilusionas”.

En los últimos cinco meses, los cementeros se acostumbraron a cosechar victorias y generaron un deseo vehemente por superar a cualquier rival, mas son conscientes de que falta mucho.

El proceso azul sigue en marcha. Los celestes se quitaron la mala racha de no ganar fuera del Estadio Azteca, clasificaron como líderes después de cuatro años y medio, avanzaron a la semfinales tras 11 torneos de ausencia y ya levantaron el primer título en el semestre, la Copa MX.

“Nos hemos trazado metas, con un accionar que quiere Pedro [Caixinha], y hemos logrado los objetivos. Nuestro augurio es que nuestro equipo ha crecido, mostrando grandes cosas, y nos deja tranquilos”, agregó Aldrete, dos veces campeón de Liga (con el América y el Santos).

En la Liguilla, La Máquina sigue el libreto entregado por su entrenador. Cada serie se trabaja diferente, sin adelantarse o desesperarse por llegar a la final. Con la etiqueta de favorito a un costado.

En la libreta de Caixinha sólo está apuntado el juego de mañana; los de la próxima semana, no.

Cruz Azul, en el papel, podría sentirse superior a los otros tres semifinalistas, con un Estadio Azteca como fortaleza y la confianza totalmente cargada.

La Máquina no tuvo el mejor partido el sábado ante Querétaro y lo saben, por lo que en estos dos días, antes de enfrentar al Monterrey en las semifinales, necesitan ajustar detalles.

“Tenemos que ponerle atención a nuestro juego, a los pequeños errores. Más allá del rival enfrente, todos muy calificados, tenemos que enfocarnos en nosotros”, aseguró el defensa.

Los Rayados no perdonarán a los celestes, mucho menos por el recuerdo del último enfrentamiento —la final de la Copa MX—. Cruz Azul tiene que salir perfecto en el BBVA Bancomer o toda esa ilusión puede terminar antes de cumplir el objetivo final.

“Nos falta lo mejor y lo más importante. Con estos pies de plomo, nos queremos mantener en el camino”, subrayó Aldrete.

Los del Cruz Azul buscan seguir con el ritmo ganador para continuar con la ilusión del título de Liga, el que no llega desde 1997 y que ya no parece ser un espejismo.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta