Parte de los servicios fiscales en Chile podrían estar en riesgo luego de que la Asociación Nacional de Empleados Fiscales de Chile (Anef) convocó a un paro nacional para el próximo 6 de diciembre en protesta por los 2 mil despidos que se han registrado en la administración central del Estado chileno.

“Los acuerdos recién alcanzados entre nuestra colectividad y el Gobierno se vulneraron con estos despidos por lo que hemos llamado a esta convocatoria a nivel nacional”, explicó al periodista el presidente de la Anef, Carlos Insunza.

Insunza acusó incumplimiento del Ejecutivo del acuerdo firmado con el Ministerio de Hacienda, en el marco de las negociaciones con el sector público, en el cual el Gobierno del presidente Sebastián Piñera se comprometía a que los despidos se harían de manera justificada y alejada de arbitrariedades.

El dirigente explicó que en la asamblea de presidentes y delegados de la Anef quedó establecido que a los 2 mil últimos despidos se suman otras 2 mil 700 destituciones realizadas hasta el pasado mes de octubre.

El presidente de los empleados fiscales aseguró que la convocatoria a paro “es una respuesta a la razia que desde marzo a la fecha ha venido ejecutando el Gobierno”.

El dirigente del sector enfatizó que el llamado a paralizarse no es solo a un paro efectivo, sino también a la realización de manifestaciones públicas para interpelar a las autoridades gubernamentales.

“Debemos defender el empleo y la continuidad del servicio público que se encuentra en riesgo por los despidos masivos”, subrayó.

Con información de EFE

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta