Busca AN que José Luis Vargas se excuse de debate de anulación; morenistas se alistan para designar a mandatario interino por 60 días

José Luis Vargas Valdez, magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), consideró posible que haya presiones o intentos de injerencia en el organismo para tratar de incidir en la resolución de la elección en Puebla y por esa razón decidió divulgar su proyecto.

Vargas Valdez rechazó que su propuesta de resolución, en la que plantea anular las elecciones de gobernador, obedezca a presiones de actores políticos o del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

“Ni siquiera fuimos convocados a la toma de posesión, ¿dónde va a estar esa presión?, no hay tal cosa, no he tenido mayor vínculo con los nuevos actores del gobierno”, aseguró.

De sesionar y resolver esta semana el asunto y declararse la nulidad, en febrero se tendría que realizar el proceso extraordinario, que deberá sufragar el gobierno de estado.

Piden retirar a magistrado. Óscar Pérez Córdoba Amador, representante de la coalición Por Puebla al Frente y del PAN, presentó una solicitud de recusación o impedimento ante la Sala Superior del TEPJF, a fin de que el magistrado José Luis Vargas Valdez se abstenga de conocer de los juicios promovidos por Luis Miguel Barbosa Huerta y por Morena, porque transgredió múltiples normas jurídicas que regulan el comportamiento de un juzgador.

“Al publicar en una cuenta personal de Twitter un proyecto de sentencia sobre un asunto aún no discutido ni resuelto, el magistrado Vargas Valdez vulneró el deber de confidencialidad de los expedientes e incurrió en la prohibición de hacer del conocimiento de las partes o de cualquier otra persona el sentido de algún proyecto antes de que se resuelva el asunto respectivo”, señaló.

Indicó que los magistrados encargados de la sustanciación y elaboración de un proyecto de sentencia carecen de atribuciones normativas para hacer del conocimiento público, por cualquier medio, el sentido y las consideraciones en que sustentan su posición respecto de un litigio en concreto.

En tanto, las dirigencias nacionales del PAN y del PRD expresaron su respaldo a la todavía gobernadora electa de Puebla, Martha Érika Alonso, y señalaron que la ley no puede quedar secuestrada por el interés de halagar al poder entrante. Los gobernadores panistas de Aguascalientes, Martín Orozco; de Querétaro, Francisco Domínguez; de BCS, Carlos Mendoza Davis; de Nayarit, Antonio Echevarría, y de Tamaulipas, Francisco Cabeza de Vaca, expresaron en las redes sociales su apoyo a Érika Alonso.

Alistan interino cercano. Ante la posibilidad de la anulación de la elección de gobernador de Puebla, la mayoría morenista en el Congreso estatal se prepara para designar a un gobernador interino por 60 días que sea afín a la coalición Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES) y podría ser el senador Fernando Manzanilla, reconoció el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, José Juan Espinosa.

La ley establece que para designar a un interino se requiere el voto de la mayoría simple en el Congreso local, la cual la tienen Morena y sus aliados. El legislador de Morena recordó que con los 22 diputados locales de esa coalición podrán designar a un interino que cumpla con la ley, pero que además tenga experiencia en la administración pública y que haya ganado comicios.

“Vamos a buscar gente con experiencia en administración pública y que haya superado el tamiz electoral, que tenga demostrado el respaldo ciudadano y a la vez haber obtenido triunfo en cargos de elección popular”, insistió.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta