El pasado domingo, el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Luis Vargas, publicó el proyecto de sentencia que propondrá a sus compañeros magistrados en la próxima sesión de la Sala Superior, y en el que, pide anular los comicios para gobernador en Puebla.

No es común que los magistrados compartan un anteproyecto, el magistrado Vargas explicó que decidió hacerlo por ser un asunto relevante, por la expectativa en torno a la resolución y en aras a la transparencia y justicia abierta.

Agregó que buscó también evitar cualquier tipo de presión e injerencia de las partes involucradas.

En el anteproyecto considera fundados tres de los 11 argumentos que Morenaesgrimió para solicitar la anulación.

Se declaran fundados los agravios sobre:

1- Indebido desechamiento de pruebas.

2- Violencia al interior de las casillas y

3- Indebido resguardo de documentos electorales en bodegas.

Este último punto, fue el que convenció al magistrado para solicitar la anulación

“Es un problema en la cadena de custodia, la autoridad electoral fue omisa en torno al cuidado de las actas y paquetes, encontramos evidencia en donde no estuvieron resguardados, que no convocaron a partidos más de 50 veces que se abrió la bodega, donde no contribuyeron con las medidas de seguridad”, explicó el magistrado.

Se desestimaron los agravios de Morena sobre la detención indebida de sus brigadistas; robo de material por funcionarios electorales; compra de votos; indebida valoración del “laboratorio electoral” instalado por panistas; sustracción de documentos por funcionarios electorales; parcialidad de autoridades locales e irregularidades en el recuento de votos en las autoridades electorales locales.

Este caso podría resolverse esta misma semana, antes del 14 de diciembre próximo, fecha en la que debe asumir funciones la, hasta ahora, gobernadora electa Marta Erika Alonso.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta