El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador cumplió una de sus promesas de campaña este sábado, el mismo día en que asumió la presidencia de la república. La que fuera residencia oficial de Los Pinos, la sede tradicionalmente habitada por los mandatarios mexicanos, abrió sus puertas al público y ahora será un centro cultural.

Por ello, desde el primer momento la ciudadanía abarrotó el acceso del inmueble para poder ingresar.

 

Esta nota originalmente se publicó en cnn.español

Compartir

Dejar respuesta