El portavoz de la familia Bush, Jim McGrath compartió una fotografía del perro en las redes sociales

El fallecimiento de George H. W Bush a los 94 años ha dejado conmocionado al mundo. En los últimos días se le han ofrecido despedidas de mandatarios de todo el mundo así como de personalidades destacadas.

Pero la que más ha llamado la atención fue la de su perro de servicio Sully, un labrador de dos años que le acompaño hasta el último momento.

El portavoz de la familia Bush, Jim McGrath compartió una fotografía en las redes sociales donde el pequeño cachorro aparece tendido en el suelo junto al ataúd de George Bush cubierto con una bandera estadounidense.

Bush había tenido una serie de problemas de salud, incluyendo Parkinson vascular donde en los últimos seis años de su vida se movía en silla de ruedas.

Sully lleva el nombre del expiloto de aviones comerciales Chesley B. “Sully” Sullenberger III, quien se hizo famoso por el aterrizaje de un avión de pasajeros dañado en el río Hudson en Nueva York y así salvar a 155 personas en 2009.

El perro regresará al servicio para ayudar a otros veteranos e irá al centro médico militar Walter Reed, aseguro el expresidente George W. Bush donde dijo que extrañaran mucho a Sully pero están seguros de que al nuevo hogar a donde vaya dará mucha alegría.

El perro de servicio podía realizar infinidad de actividades entre ellas estaba poder contestar el teléfono y recoger objetos.

Sully empezó a trabajar con Bush luego de que falleciera su esposa Bárbara en abril de este año.

 

Esta nota originalmente se publicó en wradio

 

Compartir

Dejar respuesta