San José.- La revolución comunista cubana proclamó hoy que con el gobierno recién iniciado de Andrés Manuel López Obrador, Cuba y México “trabajaremos por unirnos en contra de los muros que quieren dividirnos y de los bloqueos con los que se pretende asfixiarnos”.

La frase fue publicada en la primera plana del periódico Granma, órgano oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), y atribuida al embajador cubano en México, Pedro Núñez Mosquera.

La declaración del diplomático en una entrevista en la capital mexicana con el periódico fue una alusión indirecta a los planes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México para contener las masivas corrientes de migrantes irregulares, principalmente latinoamericanos, y al bloqueo económico que Washington impuso a Cuba desde 1962.

“Creo que las raíces históricas, culturales, esa relación de hermanos con el nuevo gobierno van a continuar mejorando. No tengo duda de que la elección de López Obrador abre un camino de esperanza para el pueblo mexicano y para América Latina y el Caribe”, afirmó el diplomático.

Tras la toma de posesión de López Obrador, a la que acudió el presidente de los consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz—Canel, Granma aseguró que los dos países tienen una “hermandad a toda prueba”.

Las relaciones entre ambos gobiernos “se fortalecerán” con López Obrador por la “cercanía” de México con la isla, pronosticó el principal medio impreso de Cuba.

Recordó que en su discurso de toma de posesión el sábado anterior para iniciar su sexenio, López Obrador se refirió á varias figuras históricas y emblemáticas para América Latina y el Caribe en su lucha por la independencia y la soberanía, como el venezolano Simón Bolívar, el cubano José Martí y el mexicano Benito Juárez.

Al respecto, el embajador anticipó que en el nexo del gobierno cubano con López Obrador, “se fortalecerá la integración por la que abogó Martí, la unidad en la diversidad y trabajaremos por unirnos en contra de los muros que quieren dividirnos y de los bloqueos con los que se pretende asfixiarnos”.

“En la actualidad, México es el segundo socio comercial de Cuba en el área de América Latina y el Caribe”, explicó, al afirmar que “ese intercambio debe fortalecerse mucho más a partir de ahora”.

“Deben desarrollarse más las inversiones mexicanas en Cuba”, añadió.

Indicó que la primera inversión asentada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, en el oeste de La Habana y sobre el mar Caribe, es mexicana y existen otras nueve en proceso.

El turismo mexicano a Cuba se incrementó considerablemente, por lo que 2018 podría cerrar con alrededor de 160 mil mexicanos que visitaron la isla.

El embajador recordó que Fidel Castro, el líder de la revolución cubana fallecido en 2016, salió en noviembre de 1956 de Tuxpan, Veracruz, a bordo del yate Granma rumbo a territorio cubano “con sus expedicionarios para liberar definitivamente a Cuba” tras iniciar hace 62 años una guerra de guerrillas en el oriente de la isla que remató con el triunfo de la revolución cubana en 1959.

Las relaciones entre México y Cuba se intensificaron a partir de 1959. México fue el único país de América Latina y el Caribe que, pese a la política de asedio y aislamiento continental impulsada por Washington en la década de 1960 en contra de la revolución comunista cubana, se abstuvo de romper relaciones diplomáticas con Cuba y se consolidó como el principal aliado hemisférico de La Habana.

Sin embargo, los nexos bilaterales se deterioraron a partir de noviembre de 1999, en la fase final del gobierno del entonces presidente de México, Ernesto Zedillo (1994—2000), con peticiones de democracia en la isla y contactos con disidentes anticomunistas cubanos en La Habana. Los sobresaltos prosiguieron en las administraciones de los presidentes mexicanos Vicente Fox (2000—2006) y Felipe Calderón (2006—2012), mientras que la ruta de la fraternidad se asentó en la recién concluida de Enrique Peña Nieto (2012—2018).

Tras el ascenso al poder en 1999 en Venezuela del ahora fallecido gobernante venezolano, Hugo Chávez, Caracas sustituyó a México y se convirtió en el más importante socio político y económico de Cuba en América.

 

Esta nota originalmente se publicó en El Universal

Compartir

Dejar respuesta