La campaña para un segundo referéndum sobre el Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), encabezada por políticos de izquierda y derecha, empieza a ganar fuerza ante el descontento generalizado por el acuerdo alcanzado con Bruselas.

Este lunes, más de un millón de británicos han firmado la petición para que se celebre un nuevo referéndum sobre el Brexit si el parlamento rechaza el acuerdo firmado con la Unión Europea.

Los impulsores de la campaña “The People’s Vote” (El voto de la gente) y “Final Say” (Última palabra) recaudaron casi un millón 500 mil firmas que fueron entregadas este lunes a la primera ministra, Theresa May.

En entrevista con Notimex, el diputado del Partido Laborista y promotor de “The People’s Vote”, Chuka Umunna, aseguró que la única opción es que la gente vote de nuevo, ya que no hay consenso en el Parlamento británico.

“Sin la falta de consenso en Westminster no veo cómo puedes resolver esto más que regresando a la gente y saber qué piensan y encontrar cuál es la voluntad de la gente hoy y no hace varios años, cuando un millón de jóvenes que no pudieron votar hoy sí pueden”, agregó.

El político pro-europeo que votó “Remain” (Quedarse) en 2016 afirmó que salirse de la UE “es un gran error”. Admitió que si bien no cuenta con el apoyo del líder de su partido, el laborista Jeremy Corbyn a quien califica de “euroescéptico de toda la vida” la campaña por un segundo voto es la mejor salida.

Foto: EFEEl diputado de izquierda es parte del grupo de políticos de los principales partidos políticos, Conservador, Laborista, Verde y Liberal-Demócrata que presentaron este día una carta en la residencia oficial 10 Downing Street solicitando formalmente un segundo referendo sobre el Brexit.

Por su parte, la diputada Anna Soubry, del gobernante Partido Conservador se ha insubordinado para apoyar una segunda consulta, la cual ha sido rechazada en repetidas ocasiones por la líder conservadora Theresa May. “La gente ya habló y pidió Brexit”, asegura May.

Soubry consideró que la única opción es un segundo referendo porque el acuerdo no va a pasar en el Parlamento de Westminster el próximo 11 de diciembre.

Y si el Parlamento no va a votar por el acuerdo, la opción es regresarle la consulta a la gente en un referéndum con la opción de votar el acuerdo de May y la alternativa de permanecer (en la UE)”.

“Soubry explicó que sus electores de la ciudad de Nottingham -que votaron por salirse (Leave)- han ablandado su postura y “hay un creciente entendimiento entre votantes que sienten que los han estafado” y “no tendrán el Brexit que les prometieron”.

Muchos electores en el norte de Inglaterra, que mayoritariamente votaron por salirse, comienzan a apoyar la idea de un segundo referéndum para rectificar su decisión, según la diputada.

PROTESTAS CONTRA EL BREXIT

La campaña en favor del voto de la gente o una segunda consulta popular fue lanzada en abril pasado. El 20 de octubre se realizó una marcha multitudinaria en el centro de Londres a la que asistieron 700 mil personas, equivalentes al 1 por ciento del electorado británico.

El director de política de la campaña en favor de una segunda consulta, Thomas Cole, señaló a Notimex que las opciones en la papeleta serían votar el actual acuerdo o quedarse en el bloque de naciones, lo cual revertiría el voto por el Brexit de 2016.

Sin embargo hay varios obstáculos en el camino. Para que el segundo referendo sea posible, se requiere de un proceso legislativo que tendría que durar por lo menos tres meses.

De acuerdo con Cole esto podría aprobarse en la Cámara de Diputados en marzo del próximo año, antes de la fecha de salida de la Unión Europea programada para el 29 de marzo.

Reconoció que esto significa posponer o aplazar el artículo 50 -el mecanismo de salida de la UE.

El artículo 50 del Tratado de Lisboa fue activado por el gobierno británico el 29 de marzo de 2017 y estipula una retirada “gradual, voluntaria y unilateral” de un país miembro, en este caso el Reino Unido.

El plazo máximo de salida de dos años solo puede ser extendido con la aprobación de los 27 países miembros del organismo europeo.

 

En caso de que el Parlamento británico vote en favor de un segundo referendo, la autoridad electoral tendría que organizar la consulta y permitir a las partes realizar una campaña, “lo cual tomaría otros tres meses”, consideró Cole.

Las preguntas de la consulta también tendrían que ser aprobadas por los legisladores.

“The People’s Vote” busca que se introduzcan únicamente dos opciones: votar por el acuerdo de Theresa May o quedarse en la Unión Europea.

¿Y salirse del bloque sin acuerdo? “Esa no es opción, y hasta sería anticonstitucional”, respondieron a Notimex los legisladores proeuropeos.

La pelota del Brexit se ubica en la cancha del Parlamento de Westminster que votará el 11 de diciembre en favor o en contra del acuerdo pactado entre la primera ministra y Bruselas.

Entretanto, el dirigente pro-europeo del partido Liberal-Demócrata Vince Cable -quien está en favor de un segundo referéndum- aseguró este día que la opción de salirse sin acuerdo es “jugar con fuego” y no será puesta a votación ya que en caso de ganar “causaría un gran daño a la nación”.

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta