La Universidad de Texas publicó un estudio donde indica que este tipo de bebidas, cuyo uso es muy extendido, puede restringir la cantidad de sangre que llega a los órganos vitales.

Pero no es el primer estudio en el mundo que advierte sobre estos riesgos. Para dicho estudio se observaron a 44 alumnos de la  Escuela de Medicina McGovern en UTHealth, quienes no fumaban y contaban con una buena condición física de alrededor de 20 años de edad.

Los investigadores observaron la función del endotelio (capa de células que recubren la superficie de los vasos sanguíneos), un indicador de ataques cardíacos porque las arterias no pueden extenderse por completo.

Esta función fue medida antes y 90 minutos después de consumir 24 onzas de bebidas energéticas.

Luego del estudio se encontró que las arterias se habían estrechado casi a la mitad después de consumir las bebidas energéticas.

Las bebidas ingeridas contenían taurina, cafeína, azúcar y hiervas que influyeron directamente en la función del endotelio.

Los nuevos hallazgos se presentarán en las Sesiones Científicas 2018 de la American Heart Association en Chicago, que se llevará a cabo del 10 al 12 de noviembre.

 

Esta nota originalmente se publicó en Debate

Compartir

Dejar respuesta