Probablemente has experimentado esa euforia de salir del trabajo, llegar a tu carro, poner tu canción favorita y cantar como si estuvieras presentándote en los Grammys. Pero puede que no hayas caído en cuenta de lo importante que es para tu salud.

La música puede incrementar los anticuerpos que aumentan tu inmunidad y protegen a tu cuerpo contra las bacterias. Además, de acuerdo con expertos, cantar cuando manejas también puede generar muchos efectos positivos para tu salud mental. Como los siguientes:

 

Estimula tu mente, lo que puede aliviar el estrés y la depresión

Los psicólogos han sabido por mucho tiempo que hay ventajas al cantar, pero sigue surgiendo más información: un estudio global de 2017 a más de 1,700 miembros de un coro descubrió que cantar en un grupo mejoró el bienestar de una persona porque creó una conexión social y estimulación cognitiva.

Kelley Kitley, una psicoterapeuta radicada en Chicago, dijo que ha experimentado los beneficios de primera mano. Cuando sale de dar terapia todo el día y vuelve a casa con su esposo y sus cuatro hijos, encuentra en el canto una liberación de estrés.

“Solía tener un ritual, al llegar a casa me tomaba una copa de vino”, comentó Kitley. “Tengo seis años sin tomar y necesitaba encontrar algo positivo para hacer. Amo la música y cantar a solas, es algo que me da energía”, agregó.

Cantar para Kitley no solo es agradable en solitario, esta práctica se ha convertido en algo común en los viajes con la familia, los cuales se vuelven más relajantes. Además, la ofrece a aquellos pacientes que no les gusta meditar para controlar el estrés, comentó.

“Generalmente hay alguna discrepancia en la elección de la canción, pero es divertido”, dijo Kitley. “Especialmente porque pasamos mucho tiempo en el auto. Lo recomiendo a mis clientes tanto como hago yoga o meditación”.

Connie Omari, una consejera profesional en Carolina del Norte y propietaria de Tech Talk Therapy, dijo que también sugiere cantar y conducir a sus pacientes. La práctica puede ser tu propia forma de meditación y puede ayudar a calmar a una mente acelerada.

“Al escuchar música, los conductores se dan la oportunidad de reemplazar pensamientos negativos a positivos, al usar el ritmo. Es una invitación a meditar”.

Y porque manejar solo por mucho tiempo puede tener efectos negativos (algunas investigaciones han encontrado que incrementa la depresión), Omari comentó que cantar y conducir con regularidad puede ayudar a aliviar algunos de los signos de la depresión.

“Manejar es algo cotidiano y rutinario para mucha gente, y si se hace en solitario, la tranquilidad puede consumirte en tus propios pensamientos”, agregó la especialista.

 

La música produce las hormonas que se generan como cuando abrazas a alguien que quieres

Según Katie Ziskind, una terapeuta familiar de Connecticut, la música a todo volumen libera oxitocina, un químico a veces llamado “hormona del amor”. La mayoría de las personas sienten los efectos de la oxitocina cuando están abrazando a alguien o en las etapas iniciales de una relación romántica. La oxitocina inicia emociones como la confianza, una sensación de estabilidad e incluso relajación.

“Refuerza el estado de ánimo y lo mejora”, dijo Ziskind, y agregó que la oxitocina no es la única hormona feliz que se libera cuando escuchas tus canciones favoritas. “Los estudios han demostrado que simplemente pensar en escuchar tu canción favorita, antes de que la pongas, libera serotonina, otra sustancia química que te hace sentir bien y que reduce la ansiedad”.

 

La dopamina que liberas al cantar reduce tu ira cuando manejas

Además de las otras hormonas mencionadas anteriormente, también obtienes una buena dosis de dopamina cuando cantas sus letras favoritas en la parte superior de sus pulmones. Según Kristen Fuller, médica y redactora clínica de salud mental deCenter for Discovery, un centro de tratamiento en California, la dopamina es el tipo de neurotransmisor que deseas si te enfrentas a mucho tráfico durante tu viaje, porque tiene un efecto en tus emociones, incluso produciendo sensaciones de placer.

“La dopamina aumenta tu motivación al manejar”, dijo Fuller. “Este estado de ánimo feliz puede dar como resultado menos ira en el camino y una conducción más amigable, lo que potencialmente puede conducir a menos accidentes”.

“Subir la música y cantar lo más humanamente posible puede mejorar la situación y hacer que las personas sean más felices cuando llegan a casa y entran al trabajo, lo que crea entornos más positivos para los demás”, agregó.

 

Cantar libera la tensión en el diafragma de forma más natural que respirar profundamente

Cuando estás estresado, un consejo general es respirar larga y profundamente. Pero cantar podría ser incluso mejor que inhalar y exhalar.

Loretta G. Breuning, autora de “Hábitos de un cerebro feliz: vuelve a entrenar tu cerebro para aumentar tus niveles de serotonina, dopamina, oxitocina y endorfina” y fundadora del Inner Mammal Institute in California en California, comentó que el canto alivia la tensión que puede acumularse en tu diafragma. La tensión ocurre cuando tu cuerpo cree que está siendo amenazado, incluso si el único peligro es llegar tarde al trabajo.

“La respiración superficial es una respuesta común a la tensión”, dijo Breuning. “Puede convertirse en un hábito, y aunque no lo estés haciendo conscientemente, refuerza la sensación de estar amenazado”.

“Las respiraciones más profundas se sienten bien, pero las naturales se sienten mejor que las forzadas. Eso es lo que hace el canto”.

Esta forma natural de respiración profunda no solo te hace sentir inmediatamente más relajado, sino que también puedes sentir los efectos al final del día. La respiración diafragmática, una palabra elegante para respirar profundo, también mejora tu capacidad para dormir, dijo Kristen Ray, vicepresidenta de salud conductual de Bayless Integreated Healthcare en Phoenix.

 

Cantar te ayuda a procesar tus emociones

Incluso si la canción que estás escuchando resulta ser una canción sombría, puede ayudarte a procesar tus emociones de una manera saludable. Dependiendo de tu estado de ánimo, diferentes tipos de música pueden sentirse casi terapéuticos.

“(Cantar) es una forma de expresar emociones, especialmente las difíciles”, dijo Ray. “Cuando cantamos, podemos relacionarnos con el artista y, junto con él, nos sentimos menos solos“.

La música es emocionalmente evocadora y ayuda a sacar a relucir las emociones que de otra manera habrías evitado durante mucho tiempo, comentó Nick Hobson, director de ciencia del servicio de entrenamiento Psychology Compass.

“Es por esta razón exacta por la que la musicoterapia está mostrando resultados prometedores para ayudar a las personas a lidiar con la ansiedad, la depresión y el TEPT (Trastorno de estrés postraumático)”, dijo Hobson.

En última instancia, interpretar tu melodía favorita puede verse como una forma muy básica de practicar el cuidado personal, según Ashley Hampton, psicóloga y coach empresarial en Birmingham, Alabama.

“Podemos controlar esta actividad sin la influencia de nadie”, dijo. “Un jefe no puede decirte qué canción elegir. Tu pareja no puede decirte que no puedes poner cierta canción. Tus hijos no pueden decirte que odian la música que no les gusta. Para dos a tres minutos por canción, eres un artista ganador de un Grammy en tu auto, disfrutas tu día, te sientes feliz y haces exactamente lo que quieres hacer”.

 

Esta nota originalmente se publicó en Excélsior

Compartir

Dejar respuesta