Las lluvias intermitentes registradas en el municipio de Candelaria Loxicha, en la Sierra Sur, influyó en el deslizamiento de laderas quedando tres viviendas enterradas en el lodo, sin que se reportaran la pérdida de vidas.
Protección Civil refirió que la delegación regional de la Costa se trasladó a esa zona indígena zapoteca para verificar los daños y apoyar a las familias afectadas.
La dependencia estatal, en coordinación con su similar municipal se encargarán de verificar sí sobre la línea del deslizamiento existen más viviendas en riesgo, “por lo que de confirmarse, serán desalojadas”, advirtió.
En caso de ser necesario, dijo, se habilitará un refugio temporal para resguardar a los inquilinos, además, “se continuará con el monitoreo en la zona por la persistencia del temporal lluvioso”. También informó que en la región del Istmo de Tehuantepec, el rio Ostuta – considerado por los pueblos ikotjs y zapotecas como un afluente natural de gran importancia–se encuentra al 50 por ciento de su capacidad debido a las lluvia continúas hace cuatro días, por lo que aún no se corre el riesgo del desbordamiento, pero se mantendrá el monitoreo preventivo.
Explicó que las lluvias que se presentan en Oaxaca son originadas por la presencia de una zona de inestabilidad superior sobre el sur y sureste del país que aunado a la afluencia de humedad del Océano Pacífico, mantendrá condiciones para lluvias fuertes a muy fuertes sobre la Costa, Istmo, Cuenca del Papaloapan y Sierra Sur y de regular intensidad en el resto de la entidad.

Compartir

Dejar respuesta