El iPhone XS Max, teléfono más caro hecho por la compañía, se agotó en media hora durante la preventa

Como ha ocurrido en la mayoría de los lanzamientos de Apple, cientos de personas hicieron filas al exterior de sus tiendas oficiales en todo el mundo para obtener el último teléfono de la empresa, a pesar de sus precios cada vez más elevados.

Los leales consumidores de Apple no dudaron en realizar largas filas en ciudades como Londres, Singapur, Shanghai, Sidney, Dubai, Berlín o incluso la Ciudad de México, para hacerse con alguno de los nuevos modelos, incluyendo el iPhone XS, iPhone XS Max, así como la última versión del Apple Watch.

Ni las incomodidades ni los precios elevados de los dispositivos, que van de los 18,499 pesos hasta los 35 mil 499, evitaron que se juntara la multitud ni que el teléfono iPhone XS Max, el más caro hecho por la compañía, se agotara en media hora durante la preventa.

En redes sociales no han faltado alabanzas hacia Apple por sus nuevos dispositivos, así como críticas a la poca creatividad y reinvención con el paso de los años. También se han burlado del nombre, relacionando las letras XS Max con la palabra exceso, en relación al alto costo del teléfono.

Con información de López-Dóriga Digital

Compartir

Dejar respuesta