La Federación Española de Fútbol (FEF) ha enviado esta mañana una carta a La Liga desautorizando a que el encuentro entre el Girona y el Barcelona se celebre en Miami el próximo 26 de enero.

La Liga aún no ha recibido la misiva, pero ya es consciente de que esta posibilidad existe y que supone un frenazo a su plan de expansión internacional. La patronal había seleccionado este partido como parte del acuerdo con la empresa estadounidense Relevent, por el cual durante los próximos 15 años un partido del campeonato ligero se jugaría en tierras estadounidenses.

La negativa federativa se escuda entre otros argumentos en las consultas realizadas a FIFA, a la UEFA, y a la Confederación Centroamericana (Concafaf) y en el hecho de que el La Liga haya firmado el acuerdo con Relevent de manera unilateral.

 

Con investigación de El Universal

Compartir

Dejar respuesta