El legendario exjugador de basquetbol Michael Jordan donará dos millones de dólares a las regiones afectadas por el huracán «Florence».

Los Charlotte Hornets, equipo del que es dueño Jordan, anunció los planes del magnate el martes: un millón irá para la Cruz Roja estadounidense y el otro a una fundación para las víctimas de huracanes.

Considerado por muchos como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, Jordan creció en la ciudad de Wilmington, en el estadio de Carolina del Norte. Esa región fue azotada el fin de semana por el huracán.

«Me tocó personalmente porque conozco todos esos lugares: Wilmington, Fayetteville, Myrtle Beach, New Bern y Wallace, la ciudad de la que es mi padre», indicó el seis veces campeón de la NBA. «Creo que tengo que hacer algo porque me golpeó personalmente».

Tan pronto como las carreteras lo permitan, el doble campeón olímpico quiere viajar a las áreas inundadas para ver a sus amigos y familiares.

«Florence», un huracán de categoría uno (en un máximo de cinco en la escala Saffir-Simpson), alcanzó el viernes la Costa Este de Estados Unidos y dejó 26 muertes en Carolina del Norte. Después se debilitó y se convirtió en una tormenta tropical .

Según medios, los daños causados ascienden a 17 mil millones de dólares.

La tormenta tropical dejó hasta 60 centímetros de agua en algunas localidades; los mamíferos nadaban contracorriente cerca de la línea costera de Carolina del Norte.

Con investigación de El Universal

 

Compartir

Dejar respuesta