En materia carretera, el próximo gobierno hará una revisión de los contratos y seguramente algunos serán rescindidos, adelantó Credric Iván Escalante Sauri, subsecretario de infraestructura de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de la siguiente administración.

En conferencia de prensa, luego participar con Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes del próximo gobierno, en una reunión con los integrantes de la mesa directiva de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Escalante comentó que serán analizados aquellos contratos que tengan algún tema de revisión.

Precisó que “seguramente hay contratos en donde van a terminarse rescindiendo. Van a entrar en una etapa de rescisión de contratos, entonces ese tipo de contratos o quizá de algunas obras muy particulares se estarán revisando”.

Comentó que no sería posible revisar todos los contratos dado que, tan solo en conservación y mantenimiento son más de mil 500.

De la misma forma, informó que la prioridad para el gobierno del ahora presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, será la conservación y el mantenimiento, a lo que se destinará la mayor parte de un monto previsto de 23 mil millones de pesos anuales, para atender alrededor de 40 mil 600 kilómetros de carreteras libres de peaje y cuyos recursos serán fiscales.

Informó que de acuerdo con la información que se ha recibido de los equipos de transición, se recibirán un 78 por ciento de las vías libres de peaje en condiciones buenas y regulares, mientras que un 22 por ciento se encuentra en mal estado.

Comentó que las condiciones de las carreteras libres de peaje han evolucionado, ya que hace 25 años el estado del 45 por ciento de estas vías era malo.

Reconoció que por lo general nunca son suficientes los recursos destinados a mantenimiento y conservación y que el 2018 será un año atípico por los recortes presupuestales, en el que se destinan casi 10 mil millones de pesos, cuando en años anteriores el monto fue de 14 mil millones de pesos, pero que en este ámbito se debe considerar que se echó mano de las Asociaciones Público – Privadas.

Escalante fue cuestionado respecto de la situación de carreteras, como es el Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos. Comentó que hasta el momento se han dado a conocer los dictámenes de los organismos fiscalizadores y que se espera que antes de noviembre se tendrá un resultado sobre si habrá sanciones a funcionarios y empresas.

Comentó que el caso de que no haya resultados, la administración de la SCT en el nuevo gobierno esperará recibir tales dictámenes para proceder conforme a las recomendaciones que se haría.

También se refirió a que se dará continuidad a las obras que quedarán en proceso, para lo que hará una revisión de aquellas que tengan una verdadera utilidad para la sociedad. Comentó que en el caso del Viaducto La Raza – Indios Verdes – Santa Clara, existen problemas de tenencia de la tierra y de liberación de derechos de vía, por lo que se observa mucha complejidad.

Respecto del desarrollo de las vías que están en proceso para dar acceso al Nuevo Aeropuerto Internacional de México, explicó que ese tema se verá una vez que se tome la determinación si la opción ser Texcoco o el binomio Santa Lucía – Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

 

Con investigación de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta