Entre los ajustes que ha hecho Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), activistas y abogados alertan por uno en particular, la llamada “discreción total” que tendrán los oficiales que revisen cualquier aplicación enviada por inmigrantes, como solicitud de Residencia Legal Permanente, visas de trabajo y naturalización.

Dicha facultad se establece con el memorando del 13 de julio, que entró en vigor este 11 de septiembre, donde se indica que los funcionarios de tienen la autoridad de negar beneficios a los posibles inmigrantes sin darles una segunda o tercera oportunidad de justificar su reclamo.

Eso reemplaza una norma de 2013 del presidente Barack Obama que exigía que los funcionarios ayudaran a los solicitantes, para solventar faltas o errores en sus aplicaciones.

Ahora, salvo casos extremos, si una persona no presenta pruebas suficientes sobre su caso, éste será rechazado sin darle oportunidad a corregir o agregar información.

“La política implementada en esta nueva guía otorga a los adjudicadores discreción total para denegar solicitudes… si no se presenta ninguna de las pruebas requeridas”, alertó la firma de abogados Hall Render Killian Heath & Lyman PC en un texto para lexology.com. “USCIS declara que esta nueva política tiene el objetivo de desalentar el uso de presentaciones frívolas o sustancialmente incompletas… alentar a los peticionarios a ser diligentes en la recopilación y presentación de toda la evidencia requerida”.

Otros abogados, como Ezequiel Hernández -entrevistado para Univisión- expresaron que este podría representar un problema para los inmigrantes que apliquen por “green card”, incluso para ciudadanía, el problema, indicó, es que será el oficial responsable del caso determinar subjetivamente si una aplicación es viable o no.

“Este dictamen dice (al oficial migratorio) ‘si no la ves ahí completa’, entre comillas, porque tú puedes mandar todo, pero si ellos tienen más preguntas, ya no tienen el permiso de mandar un pedido de evidencia alterna ahí mismo tienen que negar y vas a tener que aplicar de nuevo para todo el proceso”, dijo Hernández.

Los expertos sugieren a los inmigrantes hablar con abogados para evaluar su caso y evitar problemas en la aplicación y envío de pruebas a las autoridades.

Con Investigación de La Opinión

Compartir

Dejar respuesta