La nueva tecnología de reconocimiento biométrico del gobierno de EEUUsigue arrojando resultados en los puntos de entrada al país donde se está probando.

Agentes de inmigración capturaron a un inmigrante que trató de ingresar al país por el Aeropuerto Internacional Washington Dulles utilizando el pasaporte de un ciudadano de EEUU, dieron a conocer las autoridades en un comunicado.

La inmigrante es una mujer de 26 años que llegó en un vuelo desde Accra, Ghana, el sábado por la mañana presentando un pasaporte estadounidense a un oficial de la CBP para ser admitida como ciudadano que regresa al país.

Sin embargo la nueva tecnología de comparación facial alertó al oficial migratorio que la mujer no era la misma del pasaporte que presentó por más parecida que lucía a la mujer de la foto. Un examen secundario confirmó que la viajera era ciudadana de Ghana e impostora de la mujer en el pasaporte estadounidense.

La mujer sorprendida en el Aeropuerto Internacional Washington Dulles es la segunda captura que arroja el uso de esta nueva tecnología desde su lanzamiento hace menos de tres semanas.

Las autoridades recuerdan que posar como alguien más cuando se intenta ingresar a los Estados Unidos es una grave violación de la ley de inmigración de EEUU que conlleva a un proceso penal.  Por ahora la inmigrante de Ghana sigue retenida por las autoridades.

“El sistema de comparación facial es altamente eficaz y eficiente para detectar impostores”, dijo Casey Durst, directora de la Patrulla Fronteriza de la Oficina de Campo de Baltimore. “El sistema de comparación facial de CBP tiene una tasa de coincidencia del 99%, lo que hace extremadamente difícil que delincuentes, terroristas o impostores ingresen al país utilizando la identificación y los documentos de viaje de otra persona.

La patrulla fronteriza en la actualidad está probando esta nueva herramienta de reconocimiento biométrico, la cual dura menos de 2 segundos por reconocer a cada pasajero, en 15 aeropuertos en Estados Unidos.

CBP asegura que utiliza los datos de la línea aérea para recuperar fotografías de viajeros existentes de las bases de datos del gobierno, incluidos los pasaportes y las visas, para construir una galería de fotos de los viajeros que se espera que lleguen y salgan de Estados Unidos. CBP luego compara las fotografías “en vivo” de los viajeros tomadas con las que ya están archivadas en los archivos del Departamento de Seguridad Nacional.

Con Investigación de La Opinión

Compartir

Dejar respuesta