Las acciones de Fenati, que fueron una retribución después de que Manzi lo había sacado de la pista minutos antes, han tenido repercusiones más allá de la descalificación y la sanción de dos carreras por los comisarios después del Gran Premio de San Marino.

Su actual equipo Marinelli Snipers anunció que terminaría el trato con Fenati, mientras que el presidente de MV Agusta, por quien firmó para competir en 2019, dejó en claro que no tendría a Fenati representando a la compañía.

“Me disculpo por todo el mundo deportivo”, escribió Fenati en un comunicado este lunes.

“Esta mañana, con una mente clara, quería que fuera solo un mal sueño”.

“Pienso y pienso en esos momentos, hice un gesto indescriptible”.

“¡No fui un hombre! Un hombre terminaría la carrera y luego iría a la dirección de carrera para tratar de obtener justicia para lo sucedido previo al incidente”.

“No debería haber reaccionado a las provocaciones. La crítica es correcta y entiendo el resentimiento hacia mí”.

“Quiero pedir disculpas a todos los que creyeron en mí y a todos los que se sintieron heridos por mi acción. Una imagen horrible de mí persona y el deporte”.

Mientras que Fenati ha tenido episodios como este anteriormente, sobre todo en Moto3 hace tres años cuando sacó a Niklas Ajo, el italiano insistió en que el incidente de Manzi “no es lo que soy”, y agregó: “¡La gente que me conoce bien lo sabe!”.

“En mi carrera, siempre he sido un buen piloto”, continuó. “El año pasado [en Moto3] fui uno de los pocos corredores que no recibió ninguna penalización”.

“Nunca he puesto en riesgo la vida de otra persona, al contrario, siempre he mantenido que hay corredores peligrosos en la pista por su estilo de pilotaje”.

Cuando habló con Movistar después de la carrera, Fenati señaló la agresión de Manzi como una circunstancia atenuante, insistiendo en que había tenido más de un encuentro con su rival antes del incidente.

Y el lunes volvió a criticar a Manzi en los párrafos finales de la declaración.

“Es cierto, desafortunadamente tengo un carácter impulsivo, pero mi intención ciertamente no era lastimar a un piloto como yo”.

“¡Pero quería hacerle entender que lo que estaba haciendo era peligroso y que yo también podría haberle hecho algunas travesuras como él me acababa de hacer!”.

“No quiero justificarme, sé que mi gesto no es justificable, solo quiero disculparme con todos”.

“Ahora tendré tiempo para reflexionar y aclarar mi mente”.

Con Investigación de Motorsport

Compartir

Dejar respuesta