Este miércoles un pequeño de tan solo 10 años murió tras dispararseaccidentalmente con un arma de fuego.

Los hechos fueron registrados en el fraccionamiento Los Pastores en el perímetro del municipio conurbado de Naucalpan, en el estado de México.

Datos señalan que el menor de edad se encontraba jugando con el arma de fuego al lado de su primo, ambos tomaron la pistola y en un descuido el arma se accionó y la bala se incrustó en la cabeza del niño.

Todavía con vida, la víctima fue trasladada al hospital de Lomas Verdes, sin embargo, debido a la gravedad de la lesión el pequeño perdió la vida.

El dueño del arma fue trasladado al Ministerio Público para deslindar responsabilidades.

 

Con información de Excélsior

Compartir

Dejar respuesta