En la fresca noche de domingo se realizó esta puesta en escena de amor, magia y tragedia

Al sonar de los caracoles, las antorchas se encendieron en los extremos del Auditorio Guelaguetza para anunciar la llegada de los guerreros zapotecas, marcando con ello el inicio de la representación de “Donají…La leyenda”, un espectáculo teatral y dancístico a cargo del Ballet Folclórico de Oaxaca.

Ante la mirada de asombro de más de 11 mil personas que abarrotaron la Rotonda de la Azucena, entre ellas la Diosa Centéotl 2018, Francisca Pérez Bautista, originaria de Santa María Zacatepec y bajo el cobijo de una fresca noche de domingo, se realizó esta puesta en escena de amor, magia y tragedia en su trigésima sexta edición.

En punto de las 20:30 horas, se apagaron las luces para dar paso a un espectáculo que desde 1982 ha cautivado a miles de personas, quienes han formado parte del misticismo de este magnífico espectáculo lleno de luz, color y música prehispánica, acompañado con la narración del sacrificio de amor que la princesa zapoteca Donají ofrendó para salvar a su pueblo.

Con la presencia del  gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa; la presidenta del DIF Estatal, Ivette Morán; el embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser; el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas; la presidenta honoraria del DIF municipal, Lorena Córdova Brena, e invitados especiales, los más de 83 jóvenes del Ballet Folclórico de Oaxaca realizaron la extraordinaria representación de “Alma Grande”, en la que hombres, mujeres y niños observaron con gran admiración esta inigualable representación que a la fecha se repite en la tradición oral.

Ambientada con música, comenzó a contarse la historia de la princesa Donají, quien desde que nació en el seno de una familia zapoteca, un sacerdote descifró en el cielo el signo de la fatalidad y predijo que se sacrificaría por amor a su pueblo. 

La historia que narra el amor de una pareja de príncipes prehispánicos avanzó sin contratiempos, con efectos sonoros que apoyaron la recreación de un escenario prehispánico manteniendo expectante al público y recreando la constante lucha entre los pueblos mixtecos y zapotecos por conquistar las tierras de Antequera.

Más de 11 mil personas en la Rotonda de la Azucena, entre ellas la Diosa Centéotl 2018, Francisca Pérez Bautista
Compartir

Dejar respuesta