CIUDAD DE MÉXICO 15-Mar-2018 .-Los planteamientos del fallecido científico Stephen Hawking podrían repercutir en la cotidianidad de las personas, particularmente en los desarrollos tecnológicos disponibles en el futuro, advirtió Saúl Ramos, investigador del Instituto de Física (IF) de la UNAM.

«Una pregunta esencial en la investigación de Hawking podría afectarnos tecnológicamente: ¿dónde va la información una vez que cae en los agujeros negros? Esta información, nuestros pensamientos, nuestro ADN… si caemos accidentalmente en un agujero negro ¿dónde van?

«Es una pregunta que él se hacía frecuentemente y que se siguen haciendo muchos científicos en el mundo, para la cual existen muchas posibles respuestas», explicó durante una conferencia dedicada al físico y divulgador británico

Las respuestas a la interrogante, añadió Ramos, son fundamentales para quienes pretenden construir la computadora cuántica.

«(Ésta) debería ser capaz de entender la información de manera muy diferente a como lo hacen las computadores que tenemos actualmente, y las personas que trabajan en información cuántica creen que probablemente estas nuevas computadoras del futuro deberían tal vez funcionar en su almacenamiento de la información como los agujeros negros», apuntó durante la charla en el auditorio Alejandra Jáidar del IF.

A la conferencia también acudieron Miguel Alcubierre, director del Instituto de Ciencias Nucleares, y Eric Vázquez Jáuregui, investigador del IF.

Alcubierre presentó a Hawking como el físico más conocido del mundo después de Einstein; Vázquez, como un «rockstar» de la física, y ambos destacaron el ímpetu aventurero del científico y su sentido del humor.

Compartir

Dejar respuesta