Menos pobres

0

Hay menos pobres en nuestro país. O al menos eso sucedió durante 2014 y 2016, según los datos revelados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). En números redondos, la situación de pobreza de casi dos millones de personas mejoró considerablemente, lo que significa un cambio en su nivel de vida. Esto es, de los 55 millones 341 mil 556 personas que hasta 2014 vivían en pobreza, para 2016 la cifra se redujo a 53 millones 418 mil 151. Esto representa 3.47%. De esta manera, en dos años, el índice de población que vive en situación de pobreza en el país, pasó de 46.2 a 43.6%. Y si se habla de pobreza extrema, el estudio afirma que ésta se mantuvo en línea descendente, tal como ha sucedido en los últimos diez años. Para 2016, se contabilizaron 9.3 millones de personas, cifra menor a la de 2014, que fue de 11.4 millones, que a su vez fue menos que en 2012, que registró 11.5 millones… y ni hablar del número que se tenía en 2010: los 12.9 millones de personas viviendo en pobreza extrema.

“Esto es producto de una inflación muy baja en México, en creación de empleos formales, así como un ejercicio muy importante de coordinación en la política social, que tuvo un impacto importante…”, me dijo ayer en Imagen Televisión, Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo del Coneval. Y aunque siempre hay polémica por los procedimientos con los que se mide la pobreza, no sólo por el Coneval, sino también con las mediciones que hace el Inegi, lo cierto es que con respecto a este análisis, se ha sugerido que si revisa los cambios en el ingreso de la población, serían mayores los números de crecimiento.

“Estamos confiados, Yuriria, de que después de un análisis de tres años, con expertos nacionales e internacionales, con actores importantes, esta metodología —la usada por el Coneval— refleja no solamente el ingreso, sino la evolución de las carencias sociales…”, me agregó Hernández Licona.

Y es que la sugerencia respecto del ingreso viene de lo publicado por el Inegi hace unos días. En su Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2016, nos revela que el ingreso promedio trimestral de los hogares de nuestro país subió 2.1% en el mismo periodo analizado por el Coneval. Por supuesto que la brecha entre los que menos tienen y los que más, sigue siendo enorme, pues los hogares más pobres registran un ingreso de dos mil 273 pesos mensuales, mientras que el promedio en los hogares con mayores ingresos reciben 160 mil 820 por mes.

Y no es por decir que se los dije, pero se los dije. Tal como el secretario ejecutivo del Coneval me señaló respecto de los factores que ayudaron para este avance en la batalla contra la pobreza, el trabajo de la Secretaría de Desarrollo Social ha sido determinante. Y aunque los números de los últimos 18 meses no los conocemos aún, lo cierto es que lo presentado corresponde a la época en que Sedesol estaba a cargo de José Antonio Meade, quien, además, ha sido figura importante en otros momentos de los últimos diez años, pues ha despachado también en Hacienda, secretaría cuya labor ha permitido que la inflación no se eleve como ha sucedido en otros países en el mismo lapso.

Sí es una gran noticia, no sabemos cómo nos entregarán los números respecto del índice de pobreza, pero es un hecho que lo trabajado hasta 2016, cuando Meade se encargó de la operación de la política social, permitió que miles de mexicanos tengan hoy una nueva realidad, una que les permite acceder a más servicios que elevan su nivel de vida. Y, desde luego, un trabajo así merece tener continuidad, pues es uno de las grandes pendientes en nuestro país.

Opinión de Yuridia Sierra

Compartir

Dejar respuesta