El procurador de Justicia de Michoacán, José Martín Godoy Castro, confirmó oficialmente que fue abatido el sábado 4 de marzo, durante un enfrentamiento registrado en Aguililla, José Carlos Sierra Santana, identificado como uno de los cabecillas del grupo delictivo Los Viagras.

La muerte de quien apodaban “La Sopa”, forma parte de una disputa del control territorial que se mantiene en la región.

«Los compañeros empezaron a trabajar pretendiendo identificar el lugar preciso donde se pudo haber dado este tema e identificar sí como consecuencia de ello se había generado alguna pérdida humana, fue así que lograron identificar que había perdido la vida esta persona”, afirmó el funcionario.

Godoy Castro, aseguró que cuando los policías de la Procuraduría llegaron al domicilio de José Carlos Sierra Santana, su familia ya lo estaba velando; los peritos de la Fiscalía Regional se apersonaron para hacer las diligencias correspondientes.

«Se logró identificar exactamente en el domicilio que se encontraban velándolo. Así fue que se llevaron a cabo las diligencias que nos permiten establecer que, sí efectivamente, en ese hecho perdió la vida esta persona”, precisó.

El titular de la Procuraduría General de Justicia descartó reacciones de Los Viagras por la muerte de uno de sus líderes, sobre todo en las zonas urbanas porque el homicidio de “La Sopa” se dio en medio de la Sierra de Michoacán.

El procurador negó la presencia de cárteles en Michoacán, aseguró que son células pequeñas que se disputan el control territorial, y refrendó que quienes han muerto en las zonas urbanas, en las últimas semanas, son personas dedicadas a la distribución de droga relacionadas con estos grupos, que en algunos casos enfrentaban algún otro proceso en libertad, como parte de los beneficios del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta