Cedió Cué el estadio del Tecnológico por 20 años

0

El exgobernador Gabino Cué Monteagudo dio el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) por 20 años al equipo de Los Alebrijes sin que la familia San Román, dueña del equipo, diera un solo peso al gobierno estatal que para su construcción desvió 335 millones de pesos de Fonregión. Para variar, la administración de Cué Monteagudo destinó gran parte de su presupuesto para el pago de la nómina de los jugadores de ese equipo profesional.

Fuentes consultadas señalan que el exsecretario de Administración, Alberto Vargas Varela fue el encargado de firmar y entregar por 20 años el estadio de futbol del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO) al equipo Alebrijes propiedad del Grupo Tecamachalco de la familia San Román, cesión que inició el 11 de julio de 2016 y la cual vence el 11 de julio del 2036.

El convenio es a todas luces ventajoso, puesto que el Grupo Tecamachalco no paga un solo peso al gobierno del estado de Oaxaca por explotar el estadio con la venta de entradas, alimentos y alcohol; en cambio la administración estatal paga miles de pesos para el mantenimiento del inmueble.

Tan era su negocio que Vargas Varela destinaba 200 mil pesos cada vez que el equipo jugaba en la ciudad pues adquiría 800 boletos que el entonces servidor público distribuía entre amigos y familiares.

Además, el Grupo Tecamachalco incumple hoy en día con dos de las cláusulas del convenio de cesión, una de ellas es donde se establece que el equipo Alebrijes debe solicitar a la autoridad municipal, con 48 horas de anticipación, el permiso para la venta de bebidas embriagantes.

La segunda cláusula que viola Alebrijes es la relacionada a la seguridad pública tanto en el exterior como al interior del estadio, pues el documento establece que el equipo debe ser responsable de la contratación de seguridad pública.

Por no cumplir estas cláusulas, el pasado el pasado 15 de febrero se realizó un juego entre Alebrijes y Cruz Azul donde el estadio rebasó en mucho su capacidad hubo marcada seguridad no solo para los jugadores, sino para el público asistente.

Además, el autobús del Cruz Azul fue dañado por miembros de la porra de Los Alebrijes.

En las afueras del estadio los robos a los autos y las riñas son constantes, la vialidad un caos cada que juega Alebrijes, señalaron los aficionados.

Alberto Vargas Varela privilegió el convenio con el Grupo Tecamachalco e ignoró a las autoridades del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), quienes hoy en día reclaman al gobierno estatal la propiedad del inmueble pero también el mantenimiento de toda la unidad deportiva, lo cual no quedó asentado en el convenio, por lo tanto está en la indefinición jurídica.

Las fuentes consultadas confirmaron que Gabino Cué y Alberto Vargas Varela ofrecieron el “oro y el moro” al Grupo Tecamachalco para que dieran por 20 años “pan y circo” al pueblo de Oaxaca y sirvieran como un distractor ante las denuncias de corrupción que imperaron en el sexenio 2010-2016.

OBRA ONEROSA

El estadio Tecnológico de Oaxaca casa del equipo Alebrijes de Oaxaca, fue inaugurado el 27 de marzo de 2016 con un partido ante los Pumas de la UNAM, que terminó empatado 1-1.

La Empresas ICA en conjunto con Casaflex se encargaron del proyecto que comenzó la obra en las instalaciones del “Deportivo Poniente” en 2013 y que fue inaugurada el 27 de marzo de 2016. Sin embargo, el estadio que estaba planeado para inaugurarse en 2015, mantuvo sus obras detenidas por más de un año a causa del conflicto magisterial que se vivió en el Instituto Tecnológico de Oaxaca (dueños del estadio), así como por cuestiones presupuestales por parte del Gobierno del estado.

El estadio de futbol profesional construido para el uso exclusivo del equipo de futbol de la Liga de Ascenso MX “Alebrijes”, requirió una inversión pública de 335 millones de pesos, según aseguró la administración de Gabino Cue.

El estadio tiene una capacidad para 15 mil espectadores además de tener 60 palcos, la cancha de futbol profesional mide 67.83 metros de largo por 104.92 de ancho. El estadio cuenta con zonas y accesos para personas con discapacidad, servicio médico, sanitarios, regaderas y vestidores para equipos locales y visitantes.

También tiene una sala de prensa, 18 sanitarios para mujeres, 16 sanitarios para hombres y 27 locales comerciales, así como un estacionamiento para 600 vehículos.

Para la nueva administración gubernamental, el estadio es administrado por la Secretaria de Administración a través de la Dirección de Patrimonio y del Coordinador de Espacios Públicos, quienes en diciembre del año pasado recorrieron el inmueble.

CONFORMAN ALIANZA

A pesar de que el convenio establece que el Grupo Tecamachalco no puede subarrendar el estadio de futbol, el empresario oaxaqueño, José Antonio Pérez Ramos, confirmó la “Asociación en participación a 50 por ciento” con el Grupo Tecamachalco de la familia San Román para garantizar la permanencia de ese club por “bastante tiempo” en esta ciudad capital.

Sin embargo, se logró establecer que los fines de dicha “alianza” son ajenos al futbol.

El objeto es claro que, en un futuro no muy lejano, Oaxaca cuente con equipo en la 1ª División de futbol profesional, por lo que a finales del año pasado se firmó la sociedad al 50 por ciento para el sostenimiento de Alebrijes de Liga de Ascenso con el Grupo Tecamachalco de la familia San Román, anteriormente único propietario de dicho club.

“MRCI ha firmado un nuevo convenio de asociación en participación con Alebrijes del señor Fernando San Román Cervantes para que el equipo permanezca en la ciudad de Oaxaca, que no cambie de sede, con ello está garantizado de que Alebrijes siga aquí”, subrayó el empresario local.

“Este acuerdo confirma que Alebrijes jugará tanto el torneo de liga como de copa en esta capital y el aficionado es el principal ganador pues tendrá la certeza de que habrá equipo de Oaxaca en Liga de Ascenso por bastante tiempo”.

Este es un paso –añadió el empresario—muy importante en el proyecto de que en corto tiempo la gran afición de Oaxaca pueda disfrutar del futbol de 1ª División.

Se logró un 50 por ciento de asociación y participación con Fernando San Román para que Alebrijes permanezca en Oaxaca, y con el apoyo del Gobierno del estado de Oaxaca su sede sigue siendo el estadio del ITO”.

El club Alebrijes tiene un convenio con el Gobierno del estado, donde el estadio del ITO es la casa de los equipos de futbol profesional, por eso siguen jugando Alebrijes y los Chapulineros, por lo que el objetivo es que este equipo, en poco tiempo, llegue a participar 1ª División, creemos que con trabajo y con un poco de inversión para traer jugadores de nivel y con los jugadores que se vienen preparando dentro de nuestra estructura, se integraría un plantel altamente competitivo, señaló.

Actualmente, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez asegura que ser encuentra en revisión la venta de alcohol en ese estadio, sin embargo, el regidor del Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, Sergio Bello dijo que Los Alebrijes carecían de permiso para hacerlo.

Dirigentes deportivo consultados han asegurado que los propietarios del equipo tienen el deber y la obligación de pagar la renta del estadio al gobierno estatal porque este es un negocio de particulares que no debe estar subsidiado.

Con información de Juan C. Medrano

Compartir

Dejar respuesta