Prueba de misiles no es un mensaje a Donald Trump

0

Irán dijo este lunes, que el reciente lanzamiento de misiles de prueba no tiene la intención de enviar un mensaje al nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ni para ponerlo a prueba, ya que después de una serie de declaraciones sobre política, los funcionarios iraníes ya «lo conocen bastante bien».

Irán probó un nuevo misil balístico la semana pasada, lo que llevó a Washington a imponer nuevas sanciones a Teherán.

Trump dijo en Twitter que Teherán ha recortado su programa nuclear bajo un acuerdo de 2015 con las potencias mundiales, para aliviar las sanciones económicas, sin embargo, estaba «jugando con fuego».

El portavoz de Asuntos Exteriores iraní Bahram Qasemi, citado por la agencia de noticias Tasnim afirmó que la «prueba de misiles de Irán no era un mensaje al nuevo gobierno de Estados Unidos”.

“No hay necesidad de probar a Trump, hemos escuchado sus puntos de vista sobre diferentes temas en los últimos días … Lo conocemos bastante bien», aseguró.

Asimismo, reiteró que no interfiere en el conflicto del Yemen ni entrega armas a los rebeldes hutíes, después de las advertencias de EU por los ataques de los insurgentes contra Arabia Saudí.

Aseguró en su rueda de prensa semanal, que este tipo de acusaciones contra Irán es «un pretexto inventado por algunos países regionales y por la nueva Administración estadounidense para promover la iranofobia».

Irán no está implicado en el Yemen y nunca ha suministrado armas a los combatientes yemeníes», subrayó el portavoz, quien consideró al país árabe «una víctima de la guerra imprudente del Gobierno de Arabia Saudí».

Washington advirtió la semana pasada a Irán contra amenazar a «amigos de EU y sus aliados en la región» tras un ataque contra un navío de guerra saudí por parte de los rebeldes yemeníes.

Los insurgentes hutíes afirmaron además hoy que han lanzado con «éxito» un misil balístico de largo alcance contra una base militar cerca de Riad, por primera vez desde el inicio de la intervención saudí en el conflicto yemení.

Tanto EU como Arabia Saudí acusan a Irán de apoyar a los rebeldes hutíes y suministrarles armas, como los misiles con los que la propia República Islámica ha efectuado recientemente pruebas.

Algunos gobiernos de la región han sido cómplices de esta nueva ola de iranofobia», agregó, en alusión a su rival Arabia Saudí y otros países suníes del Golfo.

La tensión entre Irán y EU ha ido escalando gradualmente desde el veto estadunidense a los nacionales iraníes y la nueva imposición de sanciones, medidas a las que Teherán ha respondido recíprocamente.

Con información de Reuters y EFE.

Compartir

Dejar respuesta