Los 49’s de San Francisco oficializaron el lunes que contrataron como su nuevo entrenador a Kyle Shanahan, quien se desempeñaba como coordinador ofensivo de los Halcones de Atlanta.

La contratación llega más de un mes después de que los 49’s destituyeron a Chip Kelly, quien permaneció en su puesto sólo una temporada.

2-14 la marca de San Francisco la pasada temporada, la peor en su historia

San Francisco había llegado a un acuerdo con Shanahan hace un par de semanas, pero la firma del convenio debía esperar a que los Halcones disputaran el Super Bowl. La víspera, Atlanta cayó ante los Patriotas de Nueva Inglaterra en tiempo extra.

El nuevo entrenador será presentado formalmente esta semana, en una conferencia de prensa.

Shanahan es hijo de Mike Shanahan, quien ganó dos veces el Super Bowl como entrenador de los Broncos de Denver y consiguió también un título como coordinador ofensivo de San Francisco en 1994.

En aquella época, Shanahan hijo colaboraba como recogebalones. Ahora, junto con el nuevo gerente generalJohn Lynch, tendrá la misión de reconstruir un equipo que viene de la peor temporada en la historia de la franquicia, con una foja de 2-14.

Ello derivó en el despido de Kelly y del gerente general Trent Baalke.

«De joven, tuve la oportunidad única de relacionarme de primera mano con la historia exitosa de los 49ers de San Francisco», comentó Shanahan en un comunicado. «A partir de aquella relación, desarrollé un gran respeto por todos los que fijaron un estándar de títulos y de renombre mundial. En momentos en que este equipo comienza la tarea de recuperar ese estándar, yo no podía pedir un mejor aliado que John Lynch».

Esta temporada, Shanahan ayudó a que los Halcones promediaran 33,8 puntos por encuentro, la cifra más alta de la liga, en la campaña regular. Atlanta disputó el Super Bowl apenas por segunda vez en la historia.

Sin embargo, la estupenda temporada tuvo un final decepcionante. Los Halcones desperdiciaron una ventaja de 28-3 ante Nueva Inglaterra y cayeron por 34-28.

Shanahan fue criticado por las jugadas que ordenó en el cuarto periodo.

En tercera y uno, dispuso una jugada por aire, en que el quarterback Matt Ryan retrocedió, fue capturado y soltó el ovoide. Ello abrió la puerta a la reacción de los Patriotas.

Y en las postrimerías del duelo, cuando Atlanta estaba en posición para convertir un gol de campo que ampliara la delantera a dos anotaciones, Shanahan volvió a buscar el pase, en vez del acarreo. El resultado fue una captura y un castigo.

Con información de Excélsior.

Compartir

Dejar respuesta