11 ideas raras que te impiden tener dinero

0

Existen diversos mitos y falsas creencias alrededor de tener o generar dinero. Muchas personas piensan que quien tiene dinero es porque se lo robó o lo ganó a base de actos corruptos. Otras piensan que “el dinero cambia a la gente”, la hace avara, egoísta, insensible y hasta poco humilde.

La realidad es que tener o generar dinero no es malo, al contrario, si logras multiplicar tus ingresos y ahorros podrás vivir de manera más tranquila y, si así lo deseas, podrás compartirlo con los demás e incluso enseñarles tus buenos hábitos para hacer crecer sus recursos.

Roberto Moran, especialista en finanzas personales y autor del libro Maneja tu dinero para dummies comparte algunas ideas erróneas que alejan a las personas de lograr sus objetivos financieros. Por atención y evítalas:

  1. No me importa el dinero: Quizás piensas que el dinero “no te hará falta o no lo necesitas”, pero es imprescindible para satisfacer tus necesidades. Mejor piensa en los “recursos» que requieres para alcanzar metas.
  2. No sé cobrar: Si cobras más que la competencia, los clientes se alejarán y si cobras menos, estarás perdiendo dinero. Estos son 4 tips para que calcules tus precios: Considera lo que necesitas para vivir y para ofrecer tus servicios. Distingue entre gastos necesarios y gastos prescindibles. *Anota cuál será tu inversión inicial. Analiza cuánto te durará cada uno de esos insumos y haz una tabla de depreciación. *Analiza cuáles son los costos indirectos de producir algo y después los costos variables. *Súmalos todos y compara ese monto con lo que tus competidores cobran en el mercado.
  3. Me dijeron que es bueno comprar dólares: Escuchar recomendaciones sobre dónde invertir es bueno, pero nunca debes dejarte llevar por opiniones de terceros. Investiga y conoce en qué producto financiero vas a poner tu dinero.
  4. Aprovecharte de la necesidad de los demás: Encontrar una necesidad y satisfacerla no es malo. Ya lo decía Adam Smith, el padre de la ciencia económica, que cada persona (comerciante) busca su beneficio propio y la suma de estos se convierte en el beneficio social.
  5. Debo gastar menos: Después de no comprarte algo que te gusta mucho, viene la sensación de enojo y de adquirir algo más grande, evítala. En vez de reprimirte a la hora de comprar, destina una cantidad para esos gastos.
  6. Comprar en ofertas es ahorrar: Durante las rebajas, seguramente encontrarás los productos más extravagantes que le fue difícil vender a la tienda fuera de la temporada de rebajas. Debes ser inteligente para no caer en las siguientes trampas. *Los días limitados de rebajas crean la sensación de escasez y la urgencia por comprar, con lo cual reflexionas menos al escoger la mercancía. *Las cosas presentadas como gratis o en rebaja pueden llevarte a comprar el artículo acompañante, tal vez con un sobreprecio. *Uno tiende a fijarse más en el primer número de un precio que en el del final y cometer el error de creer que un producto está en gran rebaja por pasar de 4,000 a 3,998 pesos.
  7. Quiero tener mi dinero bien segurito: Si quieres ahorrar debes depositar tu dinero en 4 cajones: * Las alcancías, debajo del colchón o las cuentas de banco solo sirve si quieres tener tu dinero a la mano para atender alguna emergencia, pero no estará protegido de los efectos de la inflación. *Para pagar la colegiatura o el total de tu tarjeta de crédito utiliza una cuenta de banco o un pagaré de 28 días, que sí bien no te dará altos rendimientos, al menos mantiene protegido tu dinero del robo. *Si decides hacer un fondo de emergencia que equivalga a tres meses de tus ingresos, deposita tu dinero en un fondo de inversión de deuda, en donde puedes disponer de él en una semana y tendrás rendimientos mayores a los de un pagaré bancario. *Para plazos mayores a 5 años con el objetivo de ahorrar para tu retiro o emprender, la opción es depositar tu dinero en un fondo de renta variable.
  8. Mi casa es una inversión: Roberto Kiyosaki, autor de Padre rico, padre pobre, dice que las personas tienden a gastar de más al comprar una casa pensando en un beneficio para sus nietos. Las casas generan costos de mantenimiento, servicios e impuestos. Es mejor invertir el dinero en otros instrumentos y para metas personales.
  9. Voy a terapia de compras: Los compradores compulsivos tienen un ritual de compras, mismo que se convierte en un círculo vicioso a menos que se detecte qué es lo que lo desata. Generalmente lo detona la falta de afecto.
  10. Mujer que no gasta, hombre que no avanza. ¿Qué pasa si la chica se entera demasiado tarde que se casó con un hombre al que no le gusta trabajar? Lo ideal en estas situaciones es que la pareja platique acerca de los objetivos y necesidades en común y cómo pueden cubrirlos.
  11. Mientras mas trabaje, mas voy a ganar: Para ganar más no necesitas trabajar en forma lineal, haz que tus clientes o jefe se den cuenta del valor adicional de tu trabajo. Aprende a hacer otras cosas valiosas, así se fijarán en ti.

Con información de Expansión

Compartir

Dejar respuesta