Aunque andes muy urgido, cuídate.

Los créditos exprés pueden parecer una solución para enfrentar los gastos y deudas de la cuesta de enero, sin embargo se debe tener cuidado, ya que en ocasiones las empresas que los ofrecen no están autorizadas.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda por ello a los usuarios no dejarse engañar y acudir a instituciones autorizadas y supervisadas en caso de estar buscando financiamiento.

Recuerda que dichas empresas prometen otorgar crédito sin la necesidad de consultar el historial crediticio y con tasas de interés por debajo de las ofertadas en el mercado.

Asimismo, piden contratar un seguro o fianza, dejar como garantía las escrituras de alguna propiedad, y/o pagar un estudio socioeconómico, y generalmente las víctimas optan por pagar el seguro o el estudio, por lo que les solicitan una tarjeta de crédito o débito para realizar el pago, el cual se aplica en ese momento.

También hacen firmar al interesado un contrato en donde la empresa estipula que sólo es “un servicio de gestoría” para tramitar el crédito, lo cual no garantiza el otorgamiento del mismo.

El organismo precisó que en otras ocasiones informan al usuario que su crédito fue aprobado, pero que la “institución financiera otorgante”, requiere copias certificadas de escrituras de una propiedad, y como el usuario no cumple con dicho requisito se le informa que su solicitud queda cancelada, y que el pago hecho aplica para cubrir los honorarios de gestión.

De ahí que el organismo, en la revista Proteja su Dinero, sugiere a los usuarios que buscan financiamiento a no dejarse engañar por este tipo de empresas, y acudir a instituciones autorizadas y supervisadas por la autoridad financiera.

Compartir

Dejar respuesta